Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Trabajos prácticos TP 2 Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 31

INSTITUTO DE FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA - “Escuela Normal Superior Estados Unidos del Brasil” - ESPACIO CURRICULAR: CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA. - PROFESORA. VICTORIA TARELLI - ALUMNA: AGUIRRE SONIA MARIEL. - TEMA: LA ENSEÑANZA DE LA LENGUA. - TEXTO: “LOS TEXTOS, MARCOS TEÓRICOS Y PRÁCTICAS DE ENSEÑANZA”      AUTOR: MARINA CORTÉS. - CONSIGNA: Con el material disponible para su consulta, después que ha sido leído en forma domiciliaria, elaborar una reseña de su contenido considerando algunos puntos más importantes del mismo.

“Los textos. Marcos Teóricos y Prácticas de Enseñanza es un apartado en la compilación a cargo de Maite Alvarado titulado: ”Entre Líneas .Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura”. Su autora es Marina Cortés, docente de la U.B.A especializada en el análisis de diferentes investigaciones que reflejan la dicotomía entre teorías y prácticas de la enseñanza. La compilación fue editada por FLACSO Manantial para la Biblioteca del docente.

El apartados mencionado, es una interesante invitación a la reflexión para el docente que todavía no tiene bien en claro cuáles son los propósitos fundamentales de la enseñanza de la Lengua, esto es: formar usuarios competentes de la Lengua y desarrollar hábitos lectores y escritores y el placer por la lectura y la escritura, a través de un breve recorrido histórico sobre los diferentes supuestos que guiaron la enseñanza de la Lengua, más un reflexivo análisis sobre las propuestas de lingüistas que orientan al lector hacia una toma de posición acerca de los criterios a tener en cuenta para cumplir con los propósitos mencionados.

En el marco de estos propósitos de la enseñanza de la Lengua, Marina Cortés comienza su abordaje dando cuenta del detonante por el cual el texto pasó a ocupar el centro de la Lengua y como consecuencia produjo cambios en los contenidos de la misma. Es decir, a partir de los resultados de una investigación retoma sus conclusiones más importantes, por las cuales expresa que “en general los estudiantes no han tenido, en su escolaridad, el desarrollo de competencias de comprensión u de producción de textos tan necesarios y fundamentales para lograr un paso exitoso por la escolaridad superior y que esto se refleja en la gran dificultad a la hora de escribir un texto.

A continuación de la Introducción da a conocer un breve recorrido histórico en relación a las prácticas de lectura y escritura en estrecha vinculación con el uso del texto. En este punto diferencia dos líneas de aproximación al lenguaje que centran su interés en dos aspectos del mismo, la primera línea, en el sistema y la segunda línea, se centra en la reflexión sobre el uso. Aquí la autora realiza su anclaje descriptivo para ubicar al lector tanto frente al encuadre de la corriente que sustenta la lingüística, que a través de sus propuestas permiten al lector realizar importantes reflexiones acerca de la relación ,a través del tiempo, de las líneas, teorías y su incidencia en las prácticas de enseñanza.

Luego la descripción de los modelos y los aportes de la lingüística como van Dijk, Beaugrande y Dressler, entre otros, permite a la autora divulgar de alguna manera los nuevos marcos teóricos que permitieron actualizar los nuevos contenidos de la Lengua. Ofreciendo aquí, la posibilidad de conocer los criterios que permiten pensar el texto como un documento de decisiones en el que siempre está implícita o explícita,

 la lectura y la exploración , antes y durante el proceso de escritura.

Más adelante en el marco de la lingüística textual ofrece la distinción de diferentes criterios tenidos en cuenta para clasificar los textos. En este punto las nociones de Werlich respecto a la secuencia dominante orientan, a los fines didácticos hacia un enfoque comunicativo de la enseñanza de la Lengua.

En este último tramo la autora advierte la conveniencia de trabaja con la clasificación de textos en las aulas como una forma de acceder al conocimiento reflexivo del texto y de desarrollar las habilidades de comprensión lectora tan necesarias para la formación de conceptos.

A manera de conclusión, Marina Cortés en su texto realiza un recorrido histórico en los primeros tramos de su análisis y de actualización hasta el final con la descripción de los modelos y aportes de lingüistas que centran su interés en el texto como vehículo indispensable para lograr los propósitos de la enseñanza de la Lengua.

“Los textos. Marcos Teóricos y prácticas de la enseñanza es una invitación interesante para reflexionar, tomar posición y re-direccionar las prácticas en  el aula en cuanto a la organización de los contenidos y la selección de estrategias que orienten a los alumnos a la comprensión lectora, a transformarse en usuarios asiduos de diferentes textos y a la producción de textos que responda al enfoque comunicativo

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 30

INSTITUTO DE FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA. ESCUELA NORMAL SUPERIOR. “ESTADOS UNIDOS DEL BRASIL”. ESPACIO CURRICULAR: Ciencias del Lenguaje. PROFESORA RESPONSABLE: Victoria Tarelli. ALUMNA: Cáceres, Silvina Elena. INSTANCIA: tercero. COHORTE: 2006. TRABAJO PRÁCTICO: Nº4. TEMA: Reseña. MATERIAL BIBLIOGRÁFICO: “Los Textos. Marcos Teóricos y Prácticas de Enseñanza” de Marina Cortés. Maite Alvarado (coordinadora) En: “ENTRE LÍNEAS. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura.” Ed. Manantial. Año 2007.  Consigna:       Con el material disponible para su consulta “Los Textos. Marcos Teóricos y Prácticas de Enseñanza” de Marina Cortés, después que ha leído en forma domiciliaria, elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos más importantes del mismo:*        Los modos de enseñanza de los contenidos de lengua. -  Los aportes de Van Dijk (superestructura, macroestructura y macroreglas). - Los aportes de Beaugrande y Dressler (siete normas). - Clasificación de textos: clasificar, géneros discursivos y tipologías textuales (Werlich   secuencia dominante).LAS COMPETENCIAS PARA LA PRODUCCIÓN DE TEXTOS. Por Silvina Elena Cáceres

     Uno de los grandes problemas que se presenta a la hora de enfrentar con éxito los estudios superiores, es el nopoder contar con las competencias necesarias para la comprensión y la producción de textos. La investigadoraMarina Cortés en su apartado “Los Textos. Marcos Teóricos y Prácticas de Enseñanza” de la obra Entre líneas.

Teorías y enfoques de la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura” de Maite Alvarado (coordinadora),Ediciones Manantial. 2001; realiza un análisis reflexivo sobre el abordaje de la lengua en las prácticas educativas y losmarcos teóricos para su andamiaje.

     En este apartado, la autora señala entre sus líneas cómo se pasó del estudio de la lengua a partir del análisis sintáctico al texto como centro de esta disciplina, es decir, el texto como unidad de uso de la lengua. Añade a demás en sus investigaciones, que son dos las líneas que distinguen los estudios lingüísticos: una delimita su objeto de estudio, mientras que la otra está abocada a su propio uso.

      Por otra parte, menciona los aportes de Van Dijk como marco teórico de las prácticas. Los cuales desplazaron de alguna manera a los utilizados hasta el momento, convirtiéndose en uno de los cánones de la lingüística textual. Van Dijk propone tres niveles para la descripción del texto: el sintáctico que estudia su organización, es decir, las superestructuras; el semántico que analiza la relación y significado entre las palabras y el pragmático que analiza las acciones del uso del lenguaje que se realizan siguiendo una serie de reglas (macroreglas) en las que se suprime, generaliza o construye el texto.

          Para continuar añade a su análisis los modelos de Beaugrande y Dressler, quienes consideran los procesos y procedimientos que se explicitan en la lectura y escritura de textos. En relación al proceso de escritura estos autores proponen varias fases como la planificación, ideación, desarrollo y expresión. Para ello es importante que a la hora de realizar una producción escrita se tengan en cuenta siete normas de textualidad propuestas por ellos mismos, para considerar esa producción un texto. La mencionada investigadora resalta estos siete criterios porque aportan conocimientos y reflexiones de gran relevancia en el campo de enseñanza de la lengua.

          Por último y finalizando este trabajo, a partir del concepto de “clasificar” demuestra los intentos de los estudios lingüísticos por ordenar o sistematizar los textos. Menciona los Géneros Discursivos desde la perspectiva semiótico-social de M. Bajtín, en la que se demuestra que los intercambios sociales se realizan a través de enunciados orales o escritos estables y convencionalizados. También evoca la clasificación lingüística de textos propuesta por Werlich, dentro de una línea de investigación orientada hacia la gramática del texto. En la cual, manifiesta una clasificación que se encarga principalmente de las estructuras internas de los textos, dejando fuera los aspectos relacionados con lo contextual. En dicha clasificación distingue cinco bases textuales, relacionando a cada una de ellas con las competencias cognitivas humanas y haciendo una vinculación con distintas maneras de capacidad humana de conocimiento.

          En conclusión, la apreciación que podría hacerse del material bibliográfico leído y analizado es que Marina Cortés al comienzo de su apartado enumera las dificultades a la que se enfrenta un alumno a la hora de producir textos cuando carece de las competencias necesarias para abordar la lectura y la escritura de diversas clases de textos. Para lograr desarrollar esas competencias, propone a los docentes ser criteriosos al momento de organizar y seleccionar la variedad de textos que serán presentados a sus alumnos. Ahora bien, el interrogante que surge a partir de lo mencionado hasta el momento es el siguiente ¿cómo hacen para seleccionar los textos más indicados u oportunos aquellos docentes que no se han formado bajo los modelos de Van Dijk, Bajtín, Breaugrande, Dressler, Werlich? ¿Es posible transformar la enseñanza tradicional de la lengua introduciendo al texto como unidad central de la misma? ¿Cuánto tiempo más tiene que pasar y cuántos fracasos escolares más debe haber para que estos modelos comiencen a ser aplicados? Los interrogantes son muchos. Una de las respuestas más acertada podría ser que es muy difícil para los docentes que recién se insertan al ámbito laboral aplicar o hacer uso de los aportes que propone este material, cuando la enseñanza tradicional de la lengua a partir del análisis sintáctico está muy arraigada en las instituciones educativas. No se puede negar la existencia de estos obstáculos, pero no quiere decir que sea imposible poder superarlos. Esa tarea queda en las manos de cada docente, dependerá  fundamentalmente de sus capacidades y competencias en el campo de la enseñanza de la lengua, poder culminar con ellos.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 29

INSTITUTO DE FORMACIÓN DOCENTE - ESC. NORMAL SUPERIOR EE.UU. DEL BRASIL. - CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA.  - PROFESORA: TARELLI, Victoria - ALUMNA: DA LUZ, Adriana - Reseña bibliográfica del texto de: CORTES, Marina “Teorías  y prácticas de la enseñanza”. ALVARADO, Marta (coordinadora) “Entre líneas, teorías y enfoques en la enseñanza de la gramática y la literatura”. Bs. As FLACSO – MANANTIAL.Marina Cortés es profesora en letra de la U B A. Docente del programa de profesores de la misma universidad. Autora de libros de textos y perfeccionamiento docente.

La autora comienza el texto explicitando la problemática actual presente en las dificultades por parte de los ingresantes de la carrera de letras hacia la comprensión lectora y la habilidad para la producción escrita.

Cortés establece a partir de aquí un recorrido histórico para detectar las posibles causas de las dificultades antes mencionadas; para ello, contrasta dos líneas teóricas “La gramática tradicional” y “El texto como unidad de uso”. La primera responde al aspecto interno del texto (tipos de palabras, oraciones, párrafos) en tanto que, la segunda atiende no solo estas cuestiones, sino al contexto de las situaciones comunicativas en las que el texto se desarrolla y se utiliza.

Basándose en el análisis de estas dos líneas, la autora afirma que este avance resultó un obstáculo para la transposición didáctica por parte de los docentes, desde este último enfoque teórico.

A partir de aquí ella considera pertinente mencionar algunos aportes teóricos que podrían favorecer los diseños curriculares en los términos teóricos actuales, entre los más importante se refiere al modelo propuesto por Van Dick quien apuntando hacia el aspecto “Comunicacional” distingue tres niveles para la descripción de los textos:

 ·          Nivel sintáctico (superestructura atendiendo al contexto situacional).

·          Nivel semántico (macro estructura que apunta a la coherencia como propiedad lingüística y actividad por lo cual el lector otorga significado al texto interpretándolo a partir de “macrorreglas”).

·          Nivel pragmático (función textual desde el análisis de los actos del habla).

La importancia de este modelo esta dada en la comprensión del propósito de los textos, teniendo en cuenta los actos del habla como modificadores de estas interpretaciones.

El otro modelo tomado como referencia por Cortés es el “Prosesual” de Baugrnde y Dressler, quienes apuntan al texto como unidad de transmisión de significados que interactúa entre el productor y el lector.

Teniendo en cuenta la escritura, estos autores, presentan cuatro fases:

ü        Planificación.

ü        Ideación.

ü        Desarrollo.

ü        Expresión.

Con respecto a la lectura (recepción – interpretación) los autores afirman que la escritura (emisión) debe cumplir siete normas de textualidad que son:

ü        Cohesión: Presenta la relación entre los componentes.

ü        Coherencia: Debe acompañar a la anterior, presenta las relaciones de conceptos. Ambas permiten la interpretación correcta del texto.

ü        Intencionalidad: Esta dada por el productor, es su “intención” o propósito.

ü        Aceptabilidad: Es la actitud que toma el receptor al aceptar o rechazar el texto.

ü        Situacionalidad: Son las situaciones comunicativas en las que se produce el texto.

ü        Informatividad: La información que aporta el texto, lo que le dará más eficacia.

ü        Intertextulidad: la utilización de marcos de referencias (otros textos) para una mejor comprensión del nuevo.

 

El grado de importancia, que argumenta la autora desde estos aportes, está dado en la del hecho de reflexionar acerca del uso del texto como un “documento de decisiones”, esto es realizar una lectura que permita indagar en las decisiones tomadas por él o los productores en el proceso de escritura de los textos.

Finalmente Cortés alude a la importancia de tipologías textuales, en este aspecto sostiene que las mismas sirven para atender de manera más ordenada la transposición didáctica en el abordaje de los textos.

Estas tipologías derivan de la “lingüística del texto” y pueden atender a diferentes nombres, la autora lo menciona con las siguientes denominaciones; textos de bases:

ü        Descriptivas: En las que predominan las oraciones “registradoras de fenómenos”.

ü        Expositivas: Pueden ser sintéticos (oraciones identificadoras de fenómenos) o analíticas (oraciones enlazadoras de fenómenos).

ü        Argumentativas: con predominio de “oraciones distributivas de cualidad”.

ü        Directivas: Dan instrucciones, predominan las oraciones “exigidoras de acción”.

En sus conclusiones la autora afirma que los docentes deben manejar estos conocimientos para realizar las elecciones más adecuadas según el propósito de la enseñanza, y recomienda no optar por un modelo único, ya que la “variedad “permitirá que los alumnos pongan en juego sus conocimientos acerca de las clases textuales y  puedan reflexionar con respecto a los usos que harán de los mismos.

Los marcos teóricos presentados y analizados por esta autora son aportes que enriquecen mis conocimientos propios lo cual me ser servirá, a futuro, para poder orientar mis prácticas pedagógicas según las necesidades y el grado de conocimiento de los alumnos.

Particularmente considero que todos los aspectos analizados son importantes, pero que los aportes que no se deben obviar, a la hora de enseñar, son las tipologías textuales, ya que los alumnos deben terminar la EGB con un manejo amplio de las mismas, para poder recurrir a ellas en situaciones diversas, como por ejemplo: interpretar determinados textos, entre los más importantes por su utilidad, considero pertinentes a los textos expositvos, ya que son los textos de estudios con los que se encontrarán en el polimodal y luego en la universidad; sin dejar de lado los textos literarios que les permitirán, por medio del placer de la lectura, conocer diversos contextos, momentos históricos etc., con lo que podrán abrirse a nuevos mundos, ampliar sus conocimientos y enriquecer su vocabulario y esto favorecerá tanto su oralidad como su escritura.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 28

TRABAJO PRÁCTICO – RESEÑA- PROFESORA: TARELLI, Victoria. - ALUMNA: SELVA ANDRADE, Verónica. - AÑO: 2008. - LOS TEXTOS. MARCOS TEÓRICOS Y PRÁCTICAS DE ENSEÑANZA -Con el material disponible para consulta, después que ha sido leído en forma domiciliaria, elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos mas importantes del mismo:  Los modos de enseñanza de los contenidos de lengua. - Los aportes de Van Dijk ( superestructura, macroestructura y macrorreglas). -  Los aportes de Baugrande y Dressler ( 7 normas). - Clasificación de textos: clasificar-género discursivo y tipologías  textuales ( Werlich, secuencia dominante).

 La enseñanza de los contenidos de la lengua han sido problematizados e investigados por diversos autores, en este caso, hemos tomado un informe de Marina Cortés en: Alvarado, M. (coord.) Entre líneas. Teoría y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Bs. As., FLACSO-Manantial, 2001.

Marina Cortés es profesora de letras en la UBA, docente de cátedra de Semiología C.B.C. y de taller de escritura docente del programa la UBA y “Los profesores”. Autora de libros de perfeccionamiento docente como: “Leer para escribir” y “Algunos criterios para la selección de textos”.

 En el desarrollo del texto, la autora hace un recorrido por diferentes prácticas de enseñanza y diversas teorías, resaltando las grandes dificultades que presentan los alumnos a la hora de escribir, siendo esto consecuencia de no haber adquirido competencias de comprensión y de producción de escritos.

Marina Cortés incluye en su trabajo a Van Dijk, quien en varias obras compone una lingüística textual, basada en el análisis de textos. El mismo destaca tres componentes básicos que se deben tener en cuenta en todo proceso de lectura.

El primero de ellos se refiere al análisis de la organización del texto, donde influye el contexto sociocultural ( superestructura), además están las macroestructuras referidas a la construcción de información que el lector hace mientras lee, y por último las macrorreglas que son operaciones que se realizan sobre la base de una serie de reglas muy generales.

Otros autores mencionados son Baugrande y Dressler, que consideran que el proceso de producción de la escritura transcurre por varias fases y para que un escrito sea considerado texto debe cumplir siete normas de textualidad, entre ellas podemos nombrar a: Intencionalidad, cohesión, coherencia,etc.

La investigadora, realiza una clasificación de textos afirmando que clasificar es la operación y resultado de ordenar varios objetos, dando a cada uno un nombre y reuniéndolos en grupos.

Al final del informe podemos encontrar los géneros discursivos y tipologías textuales de Werlich, dichas tipologías toman como base la estructuración textual.

Al hablar de clasificación propone la diversidad textual a partir de un único criterio: la base textual u oración temática. Se pueden distinguir cinco bases textuales: descriptivas, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva.

Para finalizar podemos decir, que la enseñanza de la lengua ha transcurrido por varios procesos, es necesario conocer las diversas tipologías para poder seleccionar las mas adecuadas a la hora de enseñar, buscando estrategias que tengan como objetivo desarrollar competencias de lectura y escritura en los estudiantes.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 27

TRABAJO PRÁCTICO – RESEÑA - PROFESORA: TARELLI, Victoria. - ALUMNA: NOGUERA, María Soledad. - ANO: 2008 - TRABAJO PRÁCTICO.Con el material disponible para su consulta, después que ha sido leído en forma domiciliaria, elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos mas importantes del mismo:

·       Los modos de enseñanza de los contenidos de lengua.

·       Los aportes de Van Dijk (superestructura, macroestructura y macrorreglas).

·       Los aportes de Baugrande y Dressler (7 normas).

·       Clasificación de textos: clasificar-géneros discursivos y tipologías textuales  de Werlich, secuencia dominante.

Marina Cortés es profesora de letras en la UBA, docente de cátedra de semiología C.B.C. y de taller de escritura docente del programa la UBA y “Los profesores”. Autora de libros de perfeccionamiento docente como “ Leer para escribir” y “ Algunos criterios para la selección de textos.Bibliografía: Alvarado, M. (coord.) Entre líneas. Teoría y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Bs. As., FLACSO-Manantial, 2001.LOS TEXTOS. MARCOS TEORICOS Y PRACTICOS DE ENSENANZA

En un informe de investigación, sobre las competencias de escritura y comprensión lectora, se detectaron diversos problemas en los alumnos a la hora de analizar y producir textos.

Esto se debía a que los alumnos no habían tenido acceso a las competencias de comprensión y producción de textos.

Estas dificultades motorizaron un cambio de contenidos en la asignatura, y la responsabilidad de la problemática recayó en la educación primaria y secundaria.

En un tiempo muy corto, los docentes de lengua tuvieron que ensenar contenidos sustentados en marcos teóricos que tienen como objeto de estudio el texto o discurso.

El texto comienza a ocupar el lugar central de la asignatura.

Por esto, Marina Cortes en su texto, introduce aportes de diversos autores, entre los que podemos citar a los de Van Dijk, el cual propone para la descripción del texto la distinción de tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático.

En el nivel sintáctico encontramos las MACROESTRUCTURAS, que son textos que cooperan en la comprensión lectora. En el nivel semántico se analizan las MACROESTRUCTURAS, que son reconstrucciones teóricas  como “tema” o “asunto” del discurso; y por ultimo encontramos las operaciones de resumen denominadas MACRORREGLAS.

Otros aportes encontrados en el texto son los de Baugrande y Dressler, para los cuales una emisión lingüística debe cumplir siete normas de textualidad, entre las cuales encontramos: la COHESION, la COHERENCIA, la INTENCIONALIDAD, entre otras.

Por ultimo, enuncia los géneros discursivos  y tipologías textuales de Werlich, que han inspirado fuertemente la organización de los nuevos contenidos curriculares.

Esta tipología utiliza términos de larga tradición en la asignatura: descripción, argumentación, explicación, etc.

El mismo, propone clasificar la diversidad textual a partir de un único criterio: la base textual u oración temática, y distingue cinco bases textuales, ellas son: la base descriptiva, la base narrativa, la base expositiva, la base argumentativa y la base directiva.

Este texto, nos ofrece un recorrido histórico acerca de los modos de enseñanza de los contenidos de lengua, y aportes brindados por diversos autores, que nos permiten conocer las actualizaciones que sufrió la asignatura de lengua.

Nos brinda un soporte teórico importante a la hora de realizar un análisis de texto, que se ha convertido en el protagonista del área.     

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 26

IFD ESCUELA NORMAL SUPERIOR EEUU DEL BRASIL - CIENCIAS  DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA - PROFESORA VICTORIA TARELLI - ALUMNA VIERA MARLENE – RESEÑA LOS TEXTOS. MARCOS TEÓRICOS Y PRACTICAS DE ENSEÑANZAS - DATOS BIBLIOGRAFICOS: Marina Cortés en los textos Marcos teóricos y practicas de enseñanzas - Alvarado, M (2001)  Entre Líneas.Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, de la gramática y la literatura. BS.AS: FLACSO ( 113-144) - MARINA CORTÉS, profesora de letras DE LA U.B.A Docente del programa de la U.B.A y los profesores. Autora del libro de textos y perfeccionamiento docente.

         En este texto la autora sostiene que en un primer momento la enseñanza de la lengua estuvo centrada en el marco teórico de la gramática oracional. A través de una investigación llevada a cabo a alumnos universitarios, fue considerada insuficiente para el desarrollo de competencias de lectura y producción de textos y gracias a este episodio se produjo el cambio de contenidos de la asignatura, centrando la atención en el texto cono unidad de uso de la lengua y no solo como sistema.

        Dice que uno de los aportes significativos a la hora de diseñar los nuevos contenidos, surge dentro de la lingüística textual y pertenece a producciones de Van Dijk, quien propone para la descripción del texto, la distinción de tres niveles; Sintáctico, semántico y pragmático. Dentro de lo sintáctico analiza la superestructura textual, organización del contenido, que vincula las operaciones de lectura o las de escrituras. Otro de los niveles, es la macroestructura semántica, que se refiere al tema o asunto del discurso. Para lograr esta comprensión el lector debe poseer saberes previos que pueda relacionar con lo nuevo, proceso en el que se construyen estructuras que condensan la información y su base son reglas generales a las que este lingüista llamo macrorreglas.

         De Beaugrande y Dressler son otros autores, que realizaron aportes sobre la lingüística del texto y para ellos, un texto para ser considerado como tal, debe cumplir siete normas que han de interactuar entre sí y las cuales son:            - Cohesión, esta norma establece la relación de sus componentes.-La coherencia, regula la relación de conceptos-La tercera norma la intencionalidad, que se refiere a lo que el emisor intenta decir –La aceptabilidad, actitud de rechazar o aceptar las imperfecciones del texto- Informatividad, se refiere a la novedad que debe aportar un texto –Situacionalidad, es la sexta norma y tiene que ver con la situación comunicativa a la que responde los textos – La séptima y ultima norma es la intertextualidad, la interpretación depende del conocimiento que se tiene de otros textos.

           Al igual que esto autores, Cortes sostiene que estos criterios son de gran importancia para la enseñanza de la lengua y propone revisar si la clasificación de los textos nos ayudara en la formación de usuarios competentes de la lengua. Revisar las ventajas y problemas que ocasionan la topología textual y la confusión que se presenta con géneros discursivos.

           También por otra parte considera los aportes de Werlich, quien realiza la tipología textual sobre la base de las estructuras internas del texto. Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva y dice que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos; puede combinar narración y descripción o descripción, narración, argumentación, pero siempre se encuentra un tipo dominante que puede estar representada en el titulo.

            A modo de cierra, creo necesario, conocer el uso de la lengua y es apreciable el documento presentado, puesto que nos aporta información, proponiendo que tipologías textuales no debiera darse como contenido, sí como actividad para formación de habilidades para la comprensión lectora.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 25

Instituto de Formación Docente Continua - Escuela Normal Superior “Estados Unidos del Brasil” - Profesora: Tarelli, Victoria - Alumna: Azar, Susana - Bibliografía: Cortes, Marina. Los textos marcos teóricos y práctica de enseñanza. En: Alvarado, Maite. Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Flacso manantial. Bs. As. 2001. - -Biografía: Cortes, Marina es docente investigadora de la carrera de Comunicación de la UBA. Realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado y escribió el libro “Hacedores de textos”.

Algunos puntos más relevantes que se plantean en el texto son acerca de los modos de enseñanza de los contenidos de lengua, específicamente con los procesos de lectura y la comprensión lectora; y que la dificultad de los alumnos para  escribir párrafos extensos es debido a la enseñanza de la lengua basada en la gramática oracional. Por consiguiente, la autora postula el uso de la lingüística textual, es decir, aquella que atiende a los rasgos internos de los textos.

Además, recalca la importancia de los aportes de Van Dijk para la producción textual; quien alude a la superestructura, relacionado al tipo de texto; la macroestructura, es la forma lógica en que está organizada la información en el texto y la macrorrelga, se refiere con lo que el lector hace para comprender el texto.

Otro aporte de utilidad son los de Beaugrande y Dressler, quienes  hacen referencias a las siete normas que debe cumplirla emisión lingüística. Ellas son:

Cohesión: la relación de los componentes entre sí.

Coherencia: que los componentes sean entendibles.

Intencionalidad: es la intención de emisor hacía el receptor.

Aceptabilidad: es la actitud del receptor para aceptar orechasar un texto.

Informatividad: es la información progresiva que el texto ofrece al lector.

Situacionalidad: relacionado con la cohesión y coherencia.

Intertextualidad: es la interpretación que depende de los conocimientos de otros textos.

Como último tema Marina Cortes menciona la clasificación de texto que hace alusión a las tipologías textuales según Werlich, que propone una clasificación que atiende a las estructuras internas de los textos a partir de un único criterio: la base textual u oracional temática. Entre las cuales se distingue cinco: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva. Así, Werlich instala la noción de secuencia dominante y afirmando que un texto puede contener diferente tipo de secuencia, pero siempre sería posible encontrar un tipo dominante, es decir, el que presenta el tema textual.

Según el texto de Marina Cortes, quien analiza la enseñanza de la lengua y el fracaso de los alumnos al momento de producir textos es de mayor significación, ya que conocer las causas del mismo ayudará al docente a mejorar, verificar o reformular los contenidos a enseñar de dicha área.

Además, la autora rescata los elementos esenciales para la producción textual, como los aportes de diferentes lingüistas que ayudarán tanto a docentes y alumnos para mejorar la escritura.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 24

IFD Escuela Normal Superior “Estados unidos del Brasil” - Área: Ciencias del lenguaje y su enseñanza. - Profesora. Victoria Tarelli. - Alumna: Bermüller, Yanina Natalia - Reseña Informativa - Datos Bibliográficos: Cortés Marina. “los textos. Marcos teóricos y practicas de enseñanza”. En: Alvarado M. Coord. (2001): Entre Líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, de la gramática y la literatura. Buenos Aires. FLACSO.  - Información sobre el autor: Profesora de letras en la UBA. Docente de la cátedra de semiológica CBC y taller de la escritura docente del programa de la UBA. Escribió con Bollini el libro “Leer para escribir”, 1994. y con Bombin Gustavo “Algunos criterios para la selección de textos en la escuela”, julio de 200. Marina Cortés en “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”.expone la existencia de una confrontación entre dos líneas de pensamientos concerniente a la enseñanza de la lengua. Una orientada hacia el uso perteneciente a la corriente lingüística textual y otra orientada hacia el sistema, es decir, la gramática textual.

Por otro lado, realiza un análisis de los libros de textos, de los contenidos y de las actividades desarrolladas en las aulas. En las que prevalece conceptos de la gramática del texto, que con los de la lingüística textual de orientación comunicativa. Argumenta que estos contenidos fueron elegidos por docentes, debido a la posibilidad de distinguir elementos que pueden ser descriptos dejando de lado otras nociones del texto. Además, cita a autores como Van Dijk que aporta teorías en las prácticas. Plantea una lingüística textual centrada en lo comunicacional y distingue tres niveles para la descripción del texto. El primer nivel es el sintáctico, analiza la organización de la información de un texto, la estructura de estos textos se denomina superestructura. El segundo nivel es el semántico, analiza la coherencia de los textos que también se encuentran en el proceso de lectura, donde se reconstruyen nociones como tema o asunto formando estructuras a las que se denomina macroestructuras. El tercer nivel es la pragmática, que es la ciencia que analiza las acciones que se cumplen a través del uso del lenguaje, se ocupa de los actos de habla.También menciona a Beaugrande y Dressler, quienes agregan una síntesis de la contribución a la lingüística del texto. Exponen aportes útiles para la predicción como receptor de un texto. Consideran que la ciencia del texto debe explicar normas para que los hablantes utilicen en determinadas situaciones de comunicación. Enuncian que una emisión lingüística debe cumplir siete normas para ser considerada un texto. Ellas son: la cohesión, la coherencia, la intencionalidad, la aceptabilidad, la informatividad, la situacionalidad y la intertextualidad. Por otra parte, la autora expresa que las tipologías textuales están presentes en la organización de las actividades escolares, en las que realiza un cuestionamiento de las ventajas y desventajas de utilizar la clasificación de textos para la formación de usuarios competentes de la lengua. Debido a que pertenecen a diversos campos teóricos y a composiciones generales acerca del lenguaje que llagan a la confrontación. Es por ello que, Cortés aborda los géneros discursivos desde una perspectiva comunicacional, a partir de lo expuesto por Bajtín. Que propone una clasificación de géneros discursivos primarios y secundarios. Los géneros discursivos secundarios surgen de una comunicación cultural más compleja que involucra a géneros discursivos primarios constituidos en la comunicación inmediata. Por tal motivo, manifiesta que se suele utilizar “texto” y “discurso” como sinónimos, pero son de campos de investigación diferentes. Los estudios de textos pertenecen al campo de la lingüística y el discurso es un objeto de estudio transdisciplinar. La autora propone tener en cuenta los criterios para organizar los textos, como las de Werlich que toma como base los tipos de estructuración textual, que posibilita encarar actividades con textos. 

 Luego de haber leído el texto, concluí que el objeto de la línea de pensamiento que plantea Cortés es formar lectores y escritores competentes, utilizando recursos que tengan sentido en la práctica cotidiana y relación con las actividades humanas de comunicación. Sin embargo, en las escuelas generalmente se enseña los contenidos de lengua basados en la descripción de las unidades que forman un texto sin tener en cuenta los propósitos del uso.Viendo estas dos realidades desde una mirada objetiva de las practicas de enseñanza se las percibe a ambas en tensión. Esto se debe a que por un lado, la teoría de la lingüística textual de orientación comunicativa está presente y es conocida por nosotros / as. Por otro lado, tenemos incorporado en nuestras estructuras cognitivas una perspectiva orientada a la gramática del texto, causa de nuestra historia personal de aprendizaje. Esto pone en juego la elección o el modo de desarrollar nuestras actividades en las escuelas. Por ello, hay que tomar conciencia al posicionarnos en una línea de pensamiento para la formación de lectores y escritores competentes, como también, nuestras objetivos propuestos en la enseñanza de lengua.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 23

CLAUDIA NEGRO: RESEÑA DEL TEXTO: “LOS TEXTOS. MARCOS TEÓRICOS Y PRÁCTICAS DE ENSEÑANZA”

El texto: Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza” de la autora Marina CORTÉS. En: “Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura” de ALVARADO, M. (Coord.). Beunos Aires, Flacso – Manantial, 2.001. Propicia un recorrido o exploración por diversas maneras, modos  y aportes que realizan algunos lingüistas e investigadores respecto, tanto a la clasificación o tipología de los textos, como a la enseñanza de los contenidos de lengua en las escuelas.

Presenta las características que plantea el modelo de Van Dijk para la descripción del texto una diferenciación en tres niveles de análisis:

a)        Superestrucuras: Los contenidos de los textos enmarcados en un determinado contexto sociocultural como, por ejemplo, los textos con marcado perfil administrativo, comercial, judicial o periodístico: transmiten cierta información.

b)        Macroestructura semántica: Refiriendo al tema o asunto del discurso, lo que propicia una comprensión lectora  favorecedora de la condensación de las informaciones y datos propuestos en el texto en ideas más globales.

c)        Macrorreglas: Las operaciones intelectuales o mentales de resumen del texto, que se realizan para comprenderlo. Mediante este proceso se reduce la información de tres maneras: Supresión de datos, generalización de ideas y construcción de un nuevo texto más reducido a partir de los saberes previos del mismo lector.

Así mismo, enuncia que, Van Dijk hace referencia a la intecionalidad comunicacional de modificar la actitud del receptor del discurso o texto.

En referencia a los aportes de Beugrande y Dresler sostiene que afirman que el acto comunicacional es interactivo. Considerando que el texto implica que su elaborador realiza ciertas elecciones y toma decisiones al producir un texto determinado.

Expone que ambos autores consideran que el proceso de elaboración de un texto implica planificación, una ideación, desarrollo y expresión. Que deben cumplir siete normas de textualización. Algunas de ellas son: la cohesión (de orden gramatical, modo en que pueden relacionarse entre sí los componentes de la superficie textual), la coherencia (conjunto de redes semánticas que permiten el entendimiento de la lengua por sus usuarios) y la intencionalidad (intención del emisor volcada en el texto).

En cuanto a la clasificación de los textos, la autora expresa interrogantes como: ¿en qué medida las actividades de clasificación de los textos pueden ayudar a formar usuarios competentes de la lengua? ¿Cuáles son las ventajas y los problemas de organizar contenidos a partir de los tipos textuales? .Al respecto, refiere a tipologías textuales como formas de sistematizar la variedad de textos que plantea la lingüística.

Expresa además que cada tipología responde a diferentes nociones de texto emergentes de campos teóricos diversos y concepciones del lenguaje, generando controversias entre las variadas clasificaciones resultantes.

Presenta los diferentes puntos de vista tenidos en cuenta para clasificar textos desde las siguientes perspectivas:

a)        Semiótico-social: Géneros discursivos.

b)        Tipos textuales

c)        Clase textual

d)        Clasificaciones lingüísticas de textos, con dos líneas de investigación:

1) La primera, de Welrich orientada a al sistema (gramática del texto) dejando de lado lo contextual y  distingue cinco bases  textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva.

Este investigador instala la noción de secuencia dominante.

La autora menciona la relevancia de este modelo en la enseñanza de la lengua a la vez que argumenta por qué lo considera como una clasificación insuficiente al momento de enfrentar a los alumnos a la real diversidad de textos.

2)       La segunda, orientada hacia el uso de (lingüística textual de orientación comunicativa), con diversos modelos de clasificación:

-          Brinker (1988), clasifica los textos teniendo en cuenta tres criterios: función textual (informativa, de contacto, apelativa, obligativa y declarativa), situación comunicativa (medios utilizados) y estructura interna de los textos (descriptivo, narrativo, explicativo y argumentativo).

-          W. Heinemann y D. Viheweger (1991), basada en la multiplicidad de niveles o tipos de: función, situación, procedimiento, estructuración textual y esquemas de formulación proptotípico.

Estimo que se deben conocer diferentes puntos de vista referidos al trato y la enseñanza más adecuada y completa de lengua al momento de pensar nuestras prácticas.

En cuanto a los modos de enseñanza de los contenidos de lengua, éstos deben implicar estrategias didácticas motivadoras, impulsoras y propiciadoras de inquietudes que generen usuarios (de la escritura y la lectura)  más eficientes  y que se sientan atraídos  hacia los textos, su análisis, comprensión y por supuesto “hábiles escritores”, capacitados para la organización de sus ideas para poderlas expresar adecuadamente.

Además se deben conocer y trabajar con diversos textos de forma responsable en el complejo proceso y ejercicio de la transposición didáctica que se encuentra traspolada por las mismas editoriales (trabajos con manuales, áreas integradas, etc.) que hacen las veces de “interferencia” en la práctica y modos de enseñar lengua

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 22

Instituto de Formación Docente Continua. Escuela Normal estados Unidos del Brasil. Cátedra: Ciencias del lenguaje y su enseñanza. Profesora: Tarelli, Victoria. Trabajo práctico. Tema: Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza. Elaboración de una reseña. Alumna: Lukowski, Andrea Carolina. Tercera instancia.

Consigna de trabajo: Con el material disponible para su consulta, después que ha sido leído en forma domiciliaria, elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos más importantes: • Los modos de enseñanza de contenidos de lengua. • Los aportes de Van Dijk (superestructura, macro estructura, macro reglas) • Los aportes de Beaugrande y Dresler (7 normas). • Clasificación de textos: -Clasificación, -Géneros discursivos y tipologías textuales (Werlich, secuencias dominantes).

Datos bibliográficos: Cortés Marina. “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. En Alvarado. “Entre líneas”. Teorías y enfoque en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires, FLACSO-manantial, 2.001. Pág. desde 113 hasta 144. Información sobre la autora: Marina Cortés, profesora de letras en la U.B.A. Docente de la cátedra de Semiología, C.B.C y del taller de Escritura Docente del programa de la U.B.A. “Los profesores”. Escribió con Bollini el libro “Leer para escribir” en Buenos Aires en el año 1.994, y con Gustavo Bombini, “Algunos criterios para la selección de textos en la escuela”. En el monitor de la educación en julio de 2.000. La carencia de competencias para la escritura y la escasa comprensión lectora son temas candentes a nivel social y que problematizan el accionar docente en el aula.

En su escrito Marina Cortés intenta hallar el motivo de las falencias que se instalan en las producciones de textos escritos. Para ello, centra su atención en los modos en los que se enseñan los contenidos de la lengua. Haciendo una distinción entre la enseñanza basada en el análisis sistemático de la lengua que estimula a desarrollar competencias para la lectura y la escritura y, la enseñanza centrada en el texto como unidad de uso de la lengua que aspira a formar usuarios competentes y habituados en la lectura y la escritura. El análisis que realiza la autora enfatiza la idea de que se ha tomado un camino erróneo en el estudio de la lengua que trajo serias consecuencias centradas en la falta de comprensión acerca del uso de textos y las funciones del lenguaje. Para sustentar su teoría recurre a los aportes de la lingüística textual. EN un primer momento cita a Van Dijk quien describe al texto como la integración de tres niveles: • Un nivel sintáctico, que determina la forma del texto, su superestructura. • Un nivel semántico, que explora la forma en la que se relacionan las ideas dentro del texto, en su macro estructura. • Y, un último nivel pragmático de las macro reglas, que permite observar las acciones que se cumplen a través del uso del lenguaje, puesto que, todo emisor tiene la intención de modificar la actitud de el receptor. Para complementar la descripción anteriormente realizada, la escritora apela a las siete normas de textualización definidas por Beaugrande y Dresler que son: • La intencionalidad del emisor y la aceptabilidad del receptor, ambas de tipo psicolingüístico. • La coherencia y la cohesión textual que son de tipo lingüístico. • La situacionalidad e intertextualidad de orden o tipo socioligüístico. • Por último, la informatividad que es de tipo computacional. Al introducir estas conceptualizaciones y caracterizaciones que realizan otros autores, Marina Cortés pretende mostrar al texto como el producto de la unidad de varios factores y que tiene como finalidad la intención comunicativa, y por lo tanto, no puede ser analizado solamente desde el punto de vista gramatical. Sin embargo, este modo de enseñar ha sido frecuente en las instituciones escolares porque, durante largos periodos de tiempo, el análisis sistemático constituyó el eje central de la enseñanza de la lengua. Pero, con el surgimiento de la ligüística textual, parte de ese eje central cambia el rumbo hacia el estudio del texto como unidad comunicativa. Es decir que se crean dos dimensiones de análisis que conciben al texto de manera diferente. Por lo tanto todas las nuevas propuestas problematizadoras que fueron surgiendo para el estudio del texto, estuvieron sujetas a las miradas diferentes de estas dos corrientes, como es el caso de las tipologías textuales que cita la autora. Desde el punto de vista gramatical son caracterizadas y clasificadas por Werlich según la estructura interna del texto en: • De base descriptiva. • De base narrativa. • De base expositaza. • De base argumentativa. • De base directiva. Werlich afirma que en un texto se integran diferentes tipologías textuales pero siempre hay predominio de alguna en particular. Por otro lado, Brinker clasifica a los textos a partir de tres criterios: • La función textual: informativa, de contacto, apelativa obligativa y declarativa. • La situación comunicativa, distingue los medios utilizados para la comunicación, cara a cara, teléfono, radio, televisión y canal escrito. • Y la estructura de los textos: descriptivos, narrativos, explicativos y argumentativos. Con estas caracterizaciones pueden notarse con claridad las priorizaciones que hacen ambas corrientes al momento de analizar un texto. En la gramática textual se prioriza el estudio de la estructura interna del texto a diferencia de la lingüística textual que tiene en cuenta el contexto de la situación comunicativa.

Apreciación crítica. A partir de la lectura y el análisis reflexivo del texto de Marina Cortés creo que sería interesante introducir un nuevo modo de enseñar los contenidos de la lengua, de tal manera que puedan integrarse los dos ejes de análisis textual. Es decir, que el texto sea estudiado primeramente como unidad comunicativa en la que se tendrán en cuenta la intención del emisor, la situación comunicativa y el contexto entre otros aspectos, para luego complementar el estudio con el análisis gramatical del mismo

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 21

INSTITUTO SUPERIOR DE FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA “ESTADOS UNIDOS DEL BRASIL”. PROFESORADO PARA EDUCACIÓN DEL NIVEL EGB1Y EGB2. MÓDULO CURRICULAR: Ciencias del lenguaje y su enseñanza. PROFESORA: TARELLI, Victoria. ALUMNA: ALMADA, Viviana María. RESEÑA CRÍTICA     

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza. Capítulo del libro “Entre líneas”. Teoas y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Maite Alvarado (coordinadora). FLACSO MANANTIAL. ED. Manantial SRL. Buenos Aires, año 2001.

Marina Cortés quien escribe este capítulo es docente investigadora de la Carrera de Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado. Escribió el libro “Hacedores de textos”. Los objetivos que plantea la obra son explicar cómo el texto pasó a ser el centro del área lengua, y enunciar los aportes que distintos lingüistas hicieron a dicha área a medida que se producían esos cambios.

 

En cuanto a los modos de enseñanza de los contenidos de lengua se hace referencia a la eliminación del “uso” y de la enseñanza de una Gramática textual que no tiene en cuenta los actos del habla, la intención comunicativa, ni los roles del emisor-receptor, etc.

 

Como aporte de Van Dijk la autora presenta su modelo, en el cual se proponen y describen tres niveles para la descripción del texto: sintáctico (superestructura), semántico (macroestructura semántica y macrorreglas) pragmático (actos del habla, interpretación mediante intencionalidad y contexto en que fue producido).

 

Cortés enuncia también los aportes de Beaugrande y Dressler: siete normas que debe cumplir un texto para ser considerado como tal: cohesión (ordenamiento e interdependencia), coherencia (redes semánticas), intencionalidad (función, propósito), aceptabilidad, informatividad (información nueva), situacionalidad (responde a una situación) e intertextualidad (remitirse a otros textos).

 

También sostiene una idea de lo que es clasificar, en sentido genérico y lo diferencia de la acción de clasificar textos en ciencias del lenguaje, que según ella es mucho más compleja de lo que aparenta.

Con respecto a lo géneros discursivos expone que son intercambios sociales más o menos estables y regidos por convenciones, pueden ser primarios (textos cotidianos) y secundarios (novelas, investigaciones científicas, etc.).

Ella explica la diferencia entre clase textual (clasificaciones probadas por una comunidad) y tipo textual (clasificación de carácter más científico).

Expresa asimismo la tipología de Werlich (basada en la estructura interna de los textos) y se enumera las cinco bases textuales con su correspondiente explicación: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva. Según este lingüista, además existe una secuencia dominante  que es la que predomina al combinarse dos bases textuales.

 

Como alumna de la última instancia, practicante  y perteneciente al grupo de futuros docentes que tiene como principal función ayudar a cambiar esos índices de analfabetismo y pobreza de oralidad y escritura puedo decir que la lectura de esto texto me ha aportado nuevas miradas hacia las ciencias del lenguaje.

Dicho de otro modo amplía los conocimientos del estudiante.

En una sociedad tan cambiante y demandante de competencias de toda clase es necesario  que los formadores estemos bien preparados y contemos con las herramientas para transmitirlos a nuestros alumnos.

Por lo tanto poder enunciar oralmente y por escrito tipos de textos, respetando las estructuras, acorde al contexto, la situación y la intencionalidad para desenvolvernos en distintos ámbitos es primordial y como sabemos ya no alcanza con poder decodificar y escribir oraciones cortas.

En definitiva puedo expresar que a la hora de la enseñanza de la lengua resulta útil recurrir al texto de Cortés por  la descripción clara y precisa que se hace de los enfoques y aportes en las ciencias del lenguaje. Sobre todo en el tema de la clasificación de textos.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 20

IFD Escuela Normal Superior EE.UU del Brasil. Ciencias del lenguaje y su enseñanza. Profesora: Victoria Tarelli. Alumna: Rolón, Niña Antonia. 3° instancia 2008.  Bibliografía: Cortés, Marina: “Los textos, marcos teóricos y practicas de enseñanza”. En  Alvarado, M (coord.) Entre Líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Bs. As. Ed. Manantial. FLASCO. 2001. Reseña Crítica

La autora de “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. Es docente investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la universidad de Buenos Aires.

 

En una investigación realizada, a los ingresantes de la carrera de letras, con el fin de analizar las competencias de producción y comprensión de textos, el cual reflejo una serie de dificultades, surgieron diferentes hipótesis.

 

En los estudios lingüísticos sobre los textos se observan dos líneas: una hace referencia al uso del texto dentro de un intercambio comunicativo dado en un entorno social (lingüística textual), y la segunda, interesada en la gramática textual.

 

Cortés cita al lingüista Teun Van Dijk, éste incorpora aportes de la semántica generativa, la ciencia cognitiva y la pragmática. Proponiendo la descripción del texto en tres niveles: sintáctico, semántica y pragmático.

El nivel sintáctico analiza las formas (superestructuras)  que se organizan los contenidos dentro contexto sociocultural.

 Otro concepto relacionado con la lectura es la macroestructuras, es la reconstrucción de los temas o asuntos del discurso; en el proceso de lectura se construyen otras estructuras que hacen referencia a la información leída, estas se forman sobre base llamadas macrorreglas.

El nivel semántico analiza las relaciones del significado que se establecen en las secuencias de oraciones (conectores).

Tercer nivel (pragmático) incorpora la  noción de función textual que se ocupa de estudiar los actos del habla.

 

Beaugrande y Dressler sostiene que en la interpretación de textos entran en juego procesos y procedimientos reales que utiliza el lector, sostiene que un texto para ser considerado como tal, debe cumplir siete normas: cohesión,  coherencia,  intencionalidad,  aceptabilidad, informatividad,  situacionalidad y la intertextualidad. Estos criterios aportan los conocimientos y reflexiones necesarias para cambiar los modelos que circulan en torno a la enseñanza de la lengua.

 

La clasificación de los textos surge  del estudio de la lingüística con el fin de ordenar una variedad de textos de acuerdo a un determinado criterio. Esta forma de distribuir la diversidad se llama tipología textual.

 

Werlich propone una clasificación basada en las estructura interna de los textos, distingue cinco bases textuales: descriptivas, narrativas, expositivas, argumentativas y directivas, instalando la noción de secuencia dominante. Argumenta que un texto puede tener secuencia de diferentes tipos, combinaciones: narrativas- descriptivas o descripción- narración- argumentación, sería encontrar un tipo dominante que represente el tema textual.

 

El texto de Marina Cortés “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza” y el aporte de los diferentes autores  me brinda la información necesaria que tengo que conocer a la hora de elegir un texto para su posterior interpretación,  en la cual no solo interviene su estructura, sino que hay que tener en cuenta al sujeto lector con todo su bagaje cultural, creencias, valores, etc. En el que intervienen el  contexto y sus conocimientos previos que influyen a medida que avanza en la lectura. También me ayudara a la hora de planificar para utilizar  estrategias adecuadas  para que el niño logre las competencias de producción y comprensión de textos.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 19

INSTIUTO FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA Escuela Normal Superior “Estados Unidos del Brasil”

Espacio curricular: Ciencias del lenguaje y su enseñanza. Profesora: TARELLI, Victoria. Alumna: MANCINI, Patricia. Instancia: 3°. Cohorte: 2006. Consigna: con el material disponible para su consulta después que ha leído en forma domiciliaria elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos más importantes del mismo.

Reseña Crítica: Cortés, Marina: “Los textos, marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. En: Alvarado, M (coord.) Entre líneas.” Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura”. Buenos Aires, FLACSO. Manantial, 2001.

 

Marina Cortés es docente e investigadora de la carrera de comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, también es semióloga y especialista en didáctica de la escritura. Docente del programa “la UBA y los profesores”. Escribió numerosos libros destinados a niños, estudiantes y docentes, centrados en la producción de textos, la comprensión lectora y la enseñanza de la lengua.

 

La autora sostiene que a partir de los resultados de una investigación realizada a estudiantes de universidades sobre la comprensión y producción de textos, los cuales demostraban las dificultades para expresarse por escrito; se produce la revisión del marco teórico de la gramática oracional y la posterior consideración de que resultaba insuficiente para el desarrollo de competencias de lectura y escritura. Como consecuencia se generaron cambios en la reforma educativa, relacionados con la enseñanza de los contenidos a través de textos o discursos, dejando al texto como unidad del uso de la lengua.

 

Dentro de los estudios lingüísticos sobre textos distingue dos líneas: una orientada hacia el sistema, influida por el estructuralismo y el generativismo (gramática textual), centrada en los rasgos internos del texto; y la segunda, con orientación comunicativa que tiene como punto de partida el trabajo de Jakobson sobre las funciones comunicativas del lenguaje. Siguiendo esta línea, Marina cortés enuncia los modelos de Van Dijk y los aportes de Beaugrande y Dressler.

El primero propone para la descripción del texto tres niveles: el sintáctico: se analizan las formas en que se organizan los contenidos de los tipos de textos que circulan en determinados contextos socioculturales; esas formas o esquemas se conocen como “superestructuras”; el semántico, denominado macroestructura entendida como la construcción de estructuras más globales que resumen la información de los párrafos o del texto completo. Estas operaciones de resumen se realizan sobre la base de reglas muy generales que se llaman “macrorreglas. Finalmente, el modelo de Van Dijk incorpora la noción de “función textual” que proviene de la pragmática, la cual analiza las acciones que se cumplen a través del uso del lenguaje e investiga los actos de habla.

Teniendo en cuenta al modelo procedural de Beaugrande y Dressler, la autora afirma que para éstos, una emisión lingüística debe cumplir siete normas de textualidad para que pueda ser considerada como un texto. Entre las que se mencionan: cohesión, coherencia, intencionalidad, aceptabilidad, informatividad, situacionalidad e  intertextualidad.

 

A partir de los cambios que se producen dentro del marco teórico de la lengua y los contenidos curriculares, Marina Cortés sostiene que surge la noción de tipología textual como un intento de ordenar la variedad de textos de acuerdo a determinados criterios. Además aparece la noción de “géneros discursivos” desde una perspectiva semiótico – social en la que se demuestra que los intercambios sociales se dan por enunciados orales o escritos estables y convencionales.

 

En última instancia, Cortés propone los aportes de Werlich, los cuales apuntan a una clasificación que atiende a las estructuras internas de los textos y aspira a clasificar la diversidad textual a partir de la base textual u oración temática (mactoestructura para Van Dijk).

Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva que según su criterio se relacionan con las actividades cognitivas humanas.

Werlich además plantea que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos, combinadas: narración – descripción o descripción – narración – argumentación, en estos casos siempre será posible encontrar un tipo dominante, a lo que denomina: secuencia dominante.

 

Apreciación crítica: los aportes de la autora Marina Cortés sobre los textos y las prácticas de enseñanza, permiten hacer referencia a la evolución y actualización positiva dentro de los marcos teóricos de la Lengua, a la vez que posibilitan el conocimiento más profundo de lo que implica la comprensión lectora.

En este sentido se puede afirmar, siguiendo a la línea de orientación comunicativa, que la lectura es un trabajo de interpretación del texto que va más allá de una simple decodificación del mismo y donde están implicados tanto el emisor como el receptor en una interacción en la cual el lector aporta una serie de procedimientos que constituyen “pistas” para ser interpretados.

Por otro lado, en cuanto a la clasificación de textos y la exploración de éstos, permite al docente desarrollar en los niños habilidades de comprensión lectora y favorecer operaciones de pensamiento.

Se puede concluir que la lectura de este texto proporciona herramientas que permiten enseñar Lengua teniendo en cuenta: con respecto al lector; sus conocimientos previos o esquemas mentales, las intenciones ( que inciden en la comprensión e interpretación) y las estrategias cognitivas; con respecto al texto: advertir que existen diversidad de tipologías y la posibilidad de ser seleccionados en relación a los objetivos que se proponen alcanzar dentro del aula.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 18

RESEÑA INFORMATIVA CRÍTICA.

CORTES, Marina. Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza. En: ALVARADO, Maite (coordinadora). Entre líneas. Teorías y enfoques de la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. FLACSO-Manantial, 2001.

MARINA CORTES es profesora de letras de la UBA. Docente de la cátedra de semiología CBC y de taller de escritura. Docente del programa “La UBA y los profesores”. Autora de libros de perfeccionamiento docente como “Leer para escribir” y “Algunos criterios para la selección de textos.

 

El escrito de Marina Cortés “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”, es parte de la obra coordinada por Maite Alvarado en la que se compilan varios trabajos de autores destacados en el análisis de la enseñanza de la lengua y las teorías o enfoques que subyacen a este complejo proceso.

Así es que Cortés, reflejando una vez más su amplia trayectoria como docente de la Universidad de Buenos Aires, expone un continuo análisis y reformulación de ideas basadas en los aportes teóricos y en la práctica misma de esta ciencia. Para ello, en un primer momento, estructura una comparación entre la Retórica clásica y la Nueva retórica donde afirma que, en relación al estudio de la lingüística del texto, ambas comparten supuestos entre los cuales cabe destacar la visión del texto como un instrumento de interacción comunicativa que permite una constante comunicación entre el autor y el receptor del mismo.

            Otro de los aportes al que hace referencia, es el de Teun Van Dijk, quien en varias obras, compone una lingüística textual basada en el análisis del texto. La propuesta de este lingüista se basa en tres componentes fundamentales a tener en cuenta durante el proceso de lectura, primero el análisis de la organización del texto de acuerdo al contexto sociocultural donde circula (superestructuras), luego las compilaciones o construcciones que el lector realiza durante la lectura (macro estructuras), las cuales son posibles porque el receptor cuenta con saberes enciclopédicos y vivenciales que le permiten crear macro estructuras (macro reglas).

            Al describir el trabajo de los lingüistas Beaugrande y Dressler, Marina Cortés enuncia que estos autores dan importancia a la interacción virtual que se produce entre el autor del texto y lo que se lee. Para ello dan cuenta de siete normas imprescindibles al momento de analizar una producción escrita: la intencionalidad y aceptabilidad, la cohesión y la coherencia, la situacionalidad e intertextualidad y la informatividad; estas nociones básicas se refieren principalmente a examinar al texto como una estructura en la que confluyen mucho más que un conjunto de párrafos conectados.

             Un último análisis que realiza la autora se refiere a las clasificaciones de textos y a las distintas denominaciones y concepciones que proponen determinadas teoría o enfoques. Entre los cuales se destacan ó predominan los géneros discursivos de Bajtin y la secuencia dominante de Werlich.

            Por todo lo anteriormente escrito, vale destacar la relevancia que cobra el texto de Marina Cortés para quienes estamos transcurriendo el último tramo de la formación docente, ya que desde este espacio la propuesta invita al maestro a ser un lector experto que pueda reflexionar sobre el texto guiar a sus alumnos a desentrañar los escritos en todas sus multidimensiones y complejidades.

CECILIA GIMÉNEZ

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 17

IFDC: Escuela Normal Superior “Estados Unidos del Brasil”. Ciencias del Lenguaje y su Enseñanza. ALUMNA: DA ROSA, Melisa Analia. PROFESORA: TARELLI, Victoria. MATERIAL DE LECTURA: BOMBINI Gustavo. “La literatura en la escuela”. En ALVARADO, M. coord.(2001): Entre Lineas. “Teorias y enfoques en la enseñanza de la escritura, de la gramatica y la literatura. Buenos Aires. FLACSO.Reseña bibliográfica del capítulo de Marina Cortés: ``los textos marcos teóricos y prácticas de enseñanza``.

El material de la profesora en letras de la UBA, Marina Cortés ``los textos marcos teóricos y prácticas de enseñanza ``.En Alvaro M. (coord.).Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires .Flacso-manantial 2001; trata sobre la transposición didáctica que se debe lograr para que la enseñanza de los textos resulte ser significativa y logre desarrollar hábitos lectores y escritores en los alumnos, desde el momento en que el texto pasó a ocupar el lugar central por la divulgación de nuevos marcos teóricos.

Refiriéndose a la lectura y escritura como prácticas relacionadas con los textos, en el análisis histórico de Cortés sobre los estudios lingüísticos del texto se distinguen dos lineamientos: uno trabaja desde una noción abstracta tratando de delimitar el objeto de estudio, el otro orientando al uso y los intercambios comunicativos del texto.

En un primer momento, la lingüística del texto respondió a la primera línea de análisis, atendiendo a la gramática textual, los rasgos internos del texto, sin tener en cuenta los aspectos contextuales.

Paulatinamente se relacionaron los rasgos lingüísticos con los comunicacionales, contextuales. Esta segunda fase de la lingüística tiene como representante a Jakabson, quien establece que los textos siempre están incluidos en situaciones comunicativas, definiendo al texto como la unidad de uso de la lengua.

El conocimiento de estos lineamientos teóricos permite que la autora reflexione sobre las prácticas de enseñanza. Destacando que en los actuales libros de textos los contenidos predominantes se relacionan con la gramática de los textos. Dejando en manifiesto la responsabilidad de las editoriales en el proceso de transposición didáctica.

Cortés toma como referencia el modelo de van Dijk como material teórico de diseño de los nuevos contenidos curriculares.

Van Dijk describe al texto desde tres niveles: sintáctico, analiza las formas de organización de los contenidos de distintos textos en determinado contexto situacional (súper estructuras); semántico analiza el significado del texto y la función y significado  que le asigna el lector según su comprensión del tema (macro estructura semántica) condensando la información por el empleo de macro reglas. Y el último nivel, pragmático que trata de la función textual de los actos de habla.

Este modelo de van Dijk supone comprender que el propósito de los textos depende de la intención con que se orientan los actos de habla para modificar la actitud del receptor, por lo que la función de los textos dependerá de las interpretaciones que se hagan.

Según el uso de los textos por el lector, Cortés sostiene  que el modelo procesual de Beaugrande y Dressler es útil para ser utilizado como actividad de producción y recepción de un texto, ya que tiene en cuenta los procesos y procedimientos que se ponen en juego en la textualización y decodificación de los textos.

Así, en relación a la escritura ambos autores consideran que el proceso de producción consta de fases: planificación, ideación, desarrollo y expresión. En cuanto a la recepción, las fases de procesamiento van en sentido contrario a las de producción. Por lo que una emisión lingüística debe cumplir siete normas de textualidad para ser considerada como un texto: cohesión (relación entre los componentes), coherencia (redes semánticas que dan comprensión de conceptos), intencionalidad (intención del productor de texto), aceptabilidad (actitud del receptor de aceptar o rechazar), informatividad (aporte , información para ser eficaz), situacionalidad (el texto se produce en situaciones comunicativas determinadas), y la intertextualidad (conocimiento de otros textos anteriores para su mejor interpretación).

Cortés considera que desde el punto de vista didáctico, estos siete criterios permiten pensar el texto como un documento de decisiones  en el que se propone un modelo de lectura orientado a explorar los tipos de elecciones que los productores realizan antes y durante el proceso de escritura.

En cuanto a las tipologías textuales, la autora sostiene que la clasificación se da como un intento de ordenar la variedad de los textos de acuerdo a ciertos criterios.

Cada tipología se sustenta en diferentes nociones de textos cuya exploración permite al docente evaluar cada uno y seleccionarlos. Ya que no existe una que resulte ser plenamente satisfactoria.

Refiriéndose a esto dice que la selección de los textos debe estar orientada a que los alumnos descubran que tienen saberes sobre las clases textuales y transformen ese conocimiento “natural” en un conocimiento reflexivo.

 La realización de esta reseña sobre el texto de Marina Cortés”los textos marcos teóricos y prácticas de enseñanza “permite dar cuenta del compromiso que tiene el docente al momento de seleccionar textos adecuados que resulten ser significativos para los alumnos y  que permitan desarrollar en los mismos hábitos lectores y escritores.

Es así que los análisis realizados por la autora me lleva a reflexionar sobre la necesidad de emplear diferentes e innovaras estrategias de lectura y escritura donde los alumnos puedan interactuar con diferentes tipos de textos (adecuados a su nivel) para que logren comprender la variedad de textos que existen y los géneros de los mismos.

Teniendo en cuenta para ello los interesantes aportes de Beaugrande y Dressler sobre el modelo procesual y los de van Dijk, que dan cuenta del alumno como un sujeto pensante, capaz de interpretar según sus propios esquemas la información que recibe, se destaca la preparación que debemos tener, ya como futuros formadores, al momento de seleccionar textos de interés para los alumnos y prestar atención a los procesos que realizan los mismos para la comprensión de estos.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 16

Instituto Superior de Formación Docente Continua «Estados Unidos del Brasil». Profesorado para Educación del Nivel EGB 1 y EGB 2. Espacio: Ciencias del Lenguaje y su enseñanza   Profesora: Tarelli, Victoria    Alumna: Guanca, Carla patricia    Tercera Instancia.Reseña Crítica:  Cortés, Marina: “Los textos, marcos teóricos y prácticas de enseñanza”.   Alvarado, M (coord.) Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Buenos Aires, Flacso. Manantial, 2001.

    Marina Cortés realizo una investigación sobre las competencias de escritura y de comprensión lectora, cuyo resultados reflejaron diversos problemas en las producciones de los alumnos en cuanto a la producción de párrafos breves y dificultades para estructurar los textos y usar correctamente los signos de puntuación. Dichos problemas dieron lugar a varias hipótesis en la que una de las más discutidas fue que el marco teórico de la gramática oracional era insuficiente para desarrollar las competencias de lectura y producción de textos. A partir, de esta hipótesis se generaron cambios en la reforma educativa, relacionados con la enseñanza de los contenidos a través de textos o discursos, dejando al texto como eje principal a la hora de enseñar la lengua, señala la autora.

     Dentro de este contexto, Cortés brinda aportes acerca de los textos, para ello se basa en los estudios lingüísticos sobre el texto; distinguiendo dentro de esta, dos líneas: una  articula la sintaxis y la semántica (la gramática textual) y la otra, se orienta hacia el uso de la lengua  (lingüística textual),en esta segunda línea la autora toma como referente al modelo propuesto por el lingüista Van Dijk el cual se convirtió en el marco teórico más relevante a la hora de diseñar los nuevos contenidos curriculares.

     En su modelo Van Dijk determina tres niveles para la descripción del texto: nivel sintáctico refiriéndose a la forma en que se organizan los contenidos o superestructuras (diferentes tipos y niveles de estructura textuales, estructuras globales especiales que caracterizan al tipo de forma del texto), nivel semántico donde se analizan las relaciones de significados que se establecen entre las secuencias de oraciones y elementos implícitos o explícitos (conocimientos previos que el lector almacena en su memoria y que se activan durante la lectura), es decir, la macroestructura semántica o construcción teórica que resume las ideas principales de los párrafos o del texto completo. Este resumen se realiza siguiendo con una serie de reglas generales o macrorreglas, que permiten reducir la información de tres formas diferentes: por supresión, generalización y construcción. Un último nivel mencionado por el autor es el pragmático donde incorpora la noción de función textual remitiéndose a que un texto es coherente no solo porque es interpretable semánticamente sino también funcionalmente, ya que todo intercambio comunicativo conlleva algún propósito.

      Otro modelo que propone la autora es el modelo procedural de Beaugrande y Dreesler; que sirve como marco de las actividades tanto de producción como de recepción de un texto. Dichos autores  sostienen que la ciencia del texto debe conocer los procesos y procedimientos reales que se ponen en juego en la textualización y en la decodificación del texto. En relación con la escritura, consideran que el proceso de producción consta de varias fases: planificación, idealización, desarrollo y expresión. Además, consideran que un texto es considerado como tal, en la medida que cumpla con estas siete normas de textualidad: La intencionalidad (efecto que quiere causar el autor del texto en el receptor), la aceptabilidad (aptitud que aporta el receptor con respecto al texto), la cohesión (unión, relación, conexión entre las oraciones), la coherencia (conexión entre las partes del texto de manera que forman un todo significativo), la situacionalidad (los textos se producen en situaciones comunicativas determinadas y responden a esa situación o a la imagen o representación que de esa situación tiene el emisor), la intertextualidad (depende del conocimiento que se tenga de otros textos, géneros), la informatividad (aporta información progresiva y constante al lector).

       En cuanto a la clasificación de textos, Marina Cortés sostiene que esta clasificación  surge en los estudios lingüísticos como un intento por ordenar la variedad de textos (tipologías textuales) teniendo en cuenta ciertos criterios como ser el tipo de información, la organización de los textos, la función del lenguaje determinante, etc. Para sustentar este análisis Cortés, nombra a autores tales como Bajtín, Heinemann y Viehweger. El primero considera que el uso de la lengua se realiza en situaciones comunicativas y que se lleva a cabo en forma de enunciados orales y escritos, clasificando a los textos según géneros discursivos, géneros secundarios (los cuales surgen en condiciones de comunicación cultural compleja, novelas, investigaciones científicas, etc.) y géneros primarios (constituidos en la comunicación inmediata, un diálogo o una carta). Heinemann y Viehweger, en cambio, proporcionan una variedad de fundamentos para validar la diferenciación entre “clases textuales” y “tipo textual”.

            Siguiendo en la línea de la lingüística textual, la autora hace referencia a los aportes de Werlich, cuya clasificación comprende fundamentalmente a las estructuras internas del texto, partiendo de un único criterio “la base textual”. Aunque este autor distingue cinco bases textuales (descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directa) que según su criterio se relaciona con las actividades cognitivas humanas; plantea la noción de secuencia dominante, por lo cual, sostiene que un texto puede tener secuencias de diferentes tipos (narración-descripción, descripción-narración-argumentación) pero siempre es posible encontrar un tipo dominante que representa el tema central del texto (base textual).

      Para concluir puedo decir que los aportes brindados por Cortés Marina son de gran utilidad tanto para estudiantes del profesorado como para todo aquel que necesite una orientación en cuanto a los marcos teóricos y prácticas de enseñanza de textos, ya que a partir de los conceptos trabajados por ella, es posible volver a pensar y reflexionar en primer lugar sobre este nuevo enfoque que se le da al texto en la enseñanza de la lengua (enfoque comunicativo) y desde ese momento volver a pensar sobre la metodología que vamos a utilizar a la hora de enseñar lengua y en el momento de seleccionar el material a enseñar. Además, nos brinda conceptos básicos y fundamentales a cerca de los textos; conceptos que surgen de las teorías lingüísticas  y que hay que ponerlo en práctica en el momento de planificar la organización de los contenidos y las propuestas de actividades, tenerlos en cuenta si se pretende formar lectores y productores de textos críticos.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 15

 Alumna: Mateu, Mónica Patricia. Curso: 3ª instancia. Profesora: Tarelli, Victoria. Asignatura: Ciencias del Lenguaje y su Enseñanza. IFDC Escuela Normal Superior” EE.UU. del Brasil”. Reseña: Cortes Marina. “Los textos. Marcos teóricos y practicas de enseñanza”. En: Alvarado, M. (coord.). Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. F.L.A.C.S.O- Manantial. 2001.

* Marina Cortés es docente investigadora de la carrera de Comunicación de la Facultad de Buenos Aires, realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado; escribió el libro ”Hacedores de textos”.

  Esta autora recoge los aportes de autores como: Van Dijk,  Beaugrande y Dressler y Werlich y  da a conocer nuevos marcos teóricos.

 Estos autores parten de los aportes teóricos provenientes del campo de la lingüística textual, de la pragmática, de la sociolingüística y de la psicología cognitiva, que permiten explicar los procesos de lectura y de escritura a partir de la descripción que brindan tanto el texto escrito, como de los procesos mentales que realizan los sujetos en las actividades de leer y de escribir, desde contextos sociales determinados.

 Van Dijk, por ejemplo, propone para la descripción del texto tres niveles: el sintáctico, denominado superestructura; el semántico, denominado macroestructura y el pragmático, denominado macrorreglas.

 Él considera que la tarea de escritura es concebida por el modelo cognitivo como un proceso recursivo, que debe tener en cuenta a los componentes de la situación comunicativa.

 También sostiene que uno de los objetivos didácticos es la producción de textos coherentes que presentan ideas nuevas, o que las digan de una manera novedosa, y que inviten a la lectura. Por eso la lectura es entendida como comprensión del texto escrito, es decir, como un proceso de asignación de un sentido coherente e integral, según el propósito social. Es decir, Dijk considera que la comprensión es adecuada cuando el lector construye una representación final integrada y coherente del texto, elaborando el significado a partir de la información explícita e implícita.

 En cuanto los autores Beaugrande y Dressler consideran que se debe exponer una síntesis de los aportes de la lingüística de textos que provienen de la lingüística tradicional y reconocen que en el proceso de lectura interactúan el lector, el texto y la situación de lectura. Es decir el lector debe activar sus esquemas de conocimiento conceptuales y situacionales en relación con el tema del texto y con el texto en particular, para poder comprenderlo y así establecer un intercambio comunicativo, en el cual se pueden determinar niveles de comprensión, según el conocimiento previo del lector, sus habilidades lectoras, la complejidad del texto, la comunicación, entre otros.

 Para estos autores una emisión lingüística debe cumplir siete normas de textualidad como ser la intencionalidad, aceptabilidad, cohesión, coherencia, situacionalidad, intertextualidad, y la informatividad.

 Mientras que Werlich establece la noción de secuencia dominante, donde dice que un texto puede tener secuencias de diferentes tipos: narración-descripción, descripción-narración-argumentación, pero el dominante es el que representa el tema textual, es decir, la base textual. Es el que manifiesta el tema central del texto.

 Por otra parte, la autora sostiene que los conocimientos acerca de los usos de los textos, de los distintos géneros discursivos, influyen en la comprensión, en cuanto permiten reconocerlos y dan indicaciones de lectura, donde los lectores reconocen el género discursivo por su función social, por los datos paratextuales, los soportes, etc., que permiten anticipar la macroestructura. Además, el conocimiento de las estructuras internas de los textos, como la gramática textual, que favorece el proceso de comprensión.

Apreciación crítica: De esta manera considero que el material de Marina Cortés, es de suma importancia ya que nos da a conocer los distintos aportes de la lingüística textual, de la pragmática y de la clasificación de los textos y es de gran utilidad para los alumnos, para que se interesen más por la lectura y escritura, y permitiendo así la comprensión e interpretación de los textos.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 14

I.F.D.C Escuela Normal Superior EE.UU del Brasil. Ciencias del lenguaje y su enseñanza. Profesora: TARELLI, Victoria. Alumna: GONZALEZ, Valeria Noemí.Los textos y las prácticas de enseñanza

CORTES, Marina.  Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza. En: Entre líneas: teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, (coordinadora: ALVARADO, Maite). Buenos Aires, FLACSO – Manantial, 2001.p. 113 - 144.

      Marina Cortés es docente e investigadora de la carrera de comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, también es semióloga y especialista en didáctica de la escritura. Escribió numerosos libros destinados a niños, estudiantes y docentes, centrados en la producción de textos, la comprensión lectora y la enseñanza de la lengua.

      La autora propone distintos modos de enseñar los contenidos de lengua. Primeramente, la gramática oracional que enfatiza o privilegia la enseñanza del análisis sintáctico y que resulta insuficiente para desarrollar competencias de lectura y producción de textos.

     En un segundo momento, se refiere a la gramática textual como otro modo de enseñanza de la lengua, orientada hacia el sistema teniendo en cuenta la forma en que se relacionan las oraciones. Por último, menciona la lingüística textual de orientación comunicativa, orientada hacia el uso y que se interesa por describir textos reales por los que se realizan intercambios comunicativos respondiendo a algún propósito; se define al texto como unidad de uso de la lengua.

     Por otra parte, rescata el modelo de Van Dijk, que propone para la descripción del texto la diferenciación de tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático.

     En el primer nivel se analizan las formas en que se organizan los contenidos de los tipos de textos que circulan en determinados contextos socioculturales; esas formas o esquemas globales se conocen como “superestructuras”.

     Otra de las nociones relacionadas con la comprensión lectora es la de “macroestructura semántica”, entendida como la construcción de estructuras más globales que resumen la información de los párrafos o del texto completo. Estas operaciones de resumen se realizan sobre la base de reglas muy generales que se llaman “macrorreglas”, por las que se reduce la información de tres formas: supresión, generalización y construcción.

     Cortés también propone el modelo de Beaugrande y Dressler que toma  en cuenta los procesos y procedimientos reales que se ponen en juego en la textualización y decodificación de textos; los que deben cumplir siete normas, entre las que se mencionan: cohesión, coherencia, intencionalidad, aceptabilidad, informatividad, situacionalidad e  intertextualidad.

     En lo que se refiere a las clasificaciones de textos, la autora afirma que las mismas surgieron de estudios lingüísticos como un intento de ordenar la variedad de textos de acuerdo a determinados criterios; estas formas de sistematizar la variedad de textos se denominan “tipologías textuales” .

     Además aparece la noción de “géneros discursivos” desde una perspectiva semiótico – social en la que se demuestra que los intercambios sociales se dan por enunciados orales o escritos estables y convencionales.

     Dentro de la gramática del texto surge la tipología de Werlich que clasifica la diversidad textual teniendo en cuenta un único criterio: la base textual u oración temática (descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva). También instala la noción de secuencia dominante, ya que dice que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos pero siempre se encuentra un tipo dominante que representa el tema textual.

      Puedo afirmar que este cruce de modos de enseñar lengua está presente hasta el día de hoy en la escuela porque no hay una teoría o línea establecida en forma general, debido quizás a lo que menciona la autora al plantear una dicotomía entre lengua y habla; una contraposición entre sistema y uso.

     Me parece que este texto ofrece varias estrategias o alternativas didácticas que podrían mejorar esa situación en las aulas al momento de enseñar lengua.

     Nuestro objetivo como docentes es formar alumnos lectores y escritores, brindándoles las herramientas y mecanismos necesarios para hacerlos competentes y críticos.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 13

Instituto de Formación Docente. Escuela Normal Superior “Estados Unidos del Brasil”.Profesora: Tarelli, Victoria. Alumna: Echeverría, Vanesa

Bibliografía:Cortés Marina. Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza. En: Alvarado, M. (Coord). Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. FLACSO. Manantial. 2001-

 Marina Cortés es docente investigadora de la carrera de comunicación de la Facultad de ciencias sociales de la Universidad de Buenos Aires, realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la Universidad junto a Maite Alvarado; escribió el libro Hacedores de Textos.

Cortés sostiene que los modos de enseñanza de los contenidos de la lengua se basan más en los conceptos de la gramática textual, en el análisis de textos, a tal punto que se han creado símbolos para diferenciar todos estos tipos de marcas lingüísticas, como ser: triángulos y signos de interrogación.

En su trabajo la autora cita  al autor Van Dijk. Este aporta para la descripción de textos los conceptos de:

ü   Superestructura, sostiene que este concepto hace referencia a la forma en que se organizan los contenidos de los diferentes textos.

ü   Macroestructura, se refiere a la construcción  teórica de nociones durante el proceso de la comprensión lectora, interviniendo además los conocimientos previos del lector.

ü   Macrorregla, reduce la información por medio de supresión, generalización y construcción.

Como así también cita a los autores Beaugrande y Dressler quienes establecen  siete normas de textualidad:

ü   Cohesión, establece de qué modo pueden relacionarse entre si los componentes de la superficie textual (lo que se lee o lo que se escucha).

ü   Coherencia, es el conjunto de redes semánticas que permiten que los conceptos se hagan entendibles.

ü   Intencionalidad, es el resultado de una elección intencionada por parte del emisor.

ü   Aceptabilidad, se refiere a la actitud del receptor, de tolerar o rechazar las imperfecciones del texto.

ü   Informatividad, va aportando información progresiva y constante al lector.

ü   Situacionalidad, los textos se producen en situaciones comunicativas determinadas y responden a esa situación comunicativa.

ü   Intertextualidad, el productor de textos consulta permanentemente otros textos, y esas consultas se traducen en su trabajo a modo de citas o alusiones.

Cortés continúa con el concepto de Clasificación de textos, afirma que es el orden en el que se encuentran las variedades de textos, de acuerdo con ciertos criterios.

Por tanto, mantiene  que Clasificar, indica ordenar varios objetos, dando a cada uno un nombre y reuniéndoles en grupos, para poder distinguirlos de otros mediante las características que tienen en común.

Posteriormente desarrolla el concepto de Géneros Discursivos para lo cual cita al  autor Bajtín. Dicho autor define el concepto como  enunciados orales y escritos que se emplean en los intercambios comunicativos.

Finalmente, sostiene que a las Tipologías Textuales se las define como una categoría ligada a una teoría para la clasificación científica de textos.

Toma como referencia los aportes del autor Werlich. El nombrado autor propone una clasificación que atiende a estructuras interna de los textos y a partir de un único criterio: la base textual u oración temática.

Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva.

Werlich instala la noción de secuencia dominante. Dice que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos, combinaciones de textos: narración y descripción o descripción-narración-argumentación. En estos casos, siempre sería encontrar un tipo dominante, aquel que representa el tema textual.

 Crítica: Luego de haber leído el capítulo de Marina Cortés  sobre Los textos. Marcos teóricos y práctica, puedo rescatar los aportes de Werlich a cerca de tipologías textuales, la noción de “secuencia dominante”. Dicho concepto, me aporta como estudiante de la formación docente, competencias para la defensa y/o argumentación acerca de la elaboración de trabajos prácticos o exámenes, los cuales requieren  más de un tipo de texto, o sea, de la combinación de estos.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 12

INSTIUTO FORMACIÓN DOCENTE CONTINUA.Escuela Normal Superior “Estados Unidos del Brasil”.Espacio: Ciencias del lenguaje y su enseñanza.Profesora: TARELLI, Victoria.Alumna: ESKINAZI, Paula Salomé.Instancia: 3°. Cohorte: 2005. Consigna:Con el material disponible para su consulta depués que ha leído en forma domiciliaria elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos más importantes del mismo.

·          Los modos de enseñanza de los contenidos de lengua

·          Los aportes de Van Dijk (superestructura, macroestructura, macreorreglas)

·          Los aportes de Beaugrande y Dresler (siete formas)

·          Clasificación  de textos: 

 -   clasificar

 -   géneros discursivos y tipologías textuales ( Werlich  -  secuencia dominante

Desarrollo: reseña

Cortes Marina. “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. En: Alvarado, M. (coord.). Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. F.La.C.So.- Manantial. 2001.

Marina Cortes es docente investigadora de la carrera de Comunicación de la Facultad de Buenos Aires, realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado; en una de ellas en el año 1993 llevó a cabo una investigación acerca de la comprensión y producción de textos con los que se ven enfrentados estudiantes de estudios superiores.

Dentro de los estudios lingüísticos sobre el texto, se distinguen dos líneas: una está dirigida hacia el sistema lingüístico es decir, la gramática textual, que opera a partir de una noción abstracta del texto. La otra, está orientada hacia el uso y las funciones de los intercambios de la comunicación (la lingüística textual) se interesa por describir los textos de manera muy reduccionista.

Cortes hace referencia a los aportes de varios autores, uno de ellos son los de Van Dijk, que surge dentro de la línea de la lingüística textual, propone la descripción del texto distinguiendo tres niveles: superestructuras (nivel sintáctico) en la que se analizan los tipos textuales; macroestructura (nivel semántico) construcción de las estructuras que conforman las informaciones del texto; macrorreglas que son reglas generales y la función textual (nivel pragmático) se refiere a manera en que los usuarios de la lengua orientan sus actos de habla con la intención de modificar la actitud del receptor.

Otros aportes son los de Beaugrande y Dressler, quienes sostienen un modelo imprescindible ya que tienen en cuenta los procesos y procedimientos que se ponen en juego en la textualización y decodificación de los textos. Para dichos autores una emisión lingüística para ser considerada un texto debe cumplir con siete normas de textualidad:

                   -  Lingüístico (la cohesión y la coherencia)

   -  Psicolingüístico (la intencionalidad y la aceptabilidad)

                   -  Sociolingüística (la situacionalidad e intertextualidad)

   -  Computacional (la informatividad)

 Además, la investigadora  se interesa por distinguir la clasificación de los géneros discursivos de los tipos textuales.  Los estudios lingüísticos denominan a estos últimos como a la clasificación de varios tipos de textos que están influenciados por intercambios de enunciados orales y escritos. Y los primeros, se definen desde una perspectiva centrada en las condiciones sociales de producción relacionadas con lo lingüístico.

Werlich dentro de la lingüística textual, propone una clasificación en la estructura interna de los textos, atendiendo a un único criterio la base textual u oración temática. Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva. Además instala la noción de secuencia dominante, es decir que un texto por mas que contenga secuencias de distintos tipos, siempre es posible encontrar un tipo dominante.

 Para concluir esta reseña, se puede decir que los aportes de los distintos autores mencionados anteriormente, son de suma importancia y se deben tener en cuenta el día de mañana, al ejercer la carrera docente, al momento de discriminar el material de enseñanza y proponer situaciones en las que los alumnos puedan desarrollar habilidades de producción y comprensión lectora. Y de este modo evitar, ya desde los primeros años de la escolarización, problemas y/o dificultades, en estudios superiores, al momento de producción y comprensión de textos orales y escritos.-

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 11

IFDC.Escuela Normal Superior EEUU del Brasil.Alumna: ACUÑA,Liliana Itat. Profesora: TARELLI, Victoria. Curso: 3º instancia.Área: Ciencias del Lenguaje Y su Enseñanza

Trabajo Práctico  Reseña crítica. CORTÉS, Marina.”Los textos ,marcos teóricos y prácticas de enseñanza”.En Maite Alvarado (com), Entre líneas, teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura(pp113-143) Buenos Aires: Manantial,2001.

 Marina Cortés, es profesora de letras de la UBA. Docente de la cátedra de semiología CBC y de taller de escritura. Docente del programa “la UBA y los profesores”. Autora de libros de textos y perfeccionamiento docente.

  Esta autora sostiene en el texto que  hizo una investigación y  esos datos le brindó información acerca de las escasas competencias que poseían los estudiantes y las responsabilidades fueron atribuidas a una serie de aspectos, a la escuela, a los docentes, a los nuevos hábitos adquiridos.

 El marco teórico también se cuestionó la gramaticalidad por considerársela insuficiente  para desarrollar las competencias de lectura y escritura. A mediados de los sesenta la lingüística centro su atención a los que excedían el marco oracional y explica la coherencia interna de los textos, es así que, en la segunda fase de la lingüística textual se critica al reduccionismo.

 El modelo de Van Dijk incorpora aportes de la semántica generativa, la ciencia cognitiva, la pragmática y surge dentro de la línea de la lingüística textual. Propone tres niveles; en el sintáctico analizan las formas de organización del contenido de los textos y se denomina,  superestructura. En el semántico es la reconstrucción  del texto y se lo llama macroestructura, y todo esto sobre una base de reglas generales que denomina “macrorreglas”.

 Es así que autores  como Beaugrande y Dressler  sostienen que un texto debe cumplir con siete normas de textualidad tales como de orden psicolingüístico  (la intencionalidad y la aceptabilidad), lingüístico (la cohesión y la coherencia) , sociolingüístico (situacionalidad e intertextualidad) , y computacional (la informatividad).

 Así también, Werlich, propone una clasificación que atiende a las estructuras internas del texto y distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva. Considera que cada tipo textual se vincula con distintas formas de la capacidad; la descripción y la narración reflejan la diferenciación y la relación de tiempo y espacio. La exposición relacionada al concepto de comprender con ayuda de conceptos. La argumentación se correlaciona con la comprobación de relaciones entre semejanzas, oposiciones y variaciones.

Este autor sostiene que puede combinar narración y descripción o estas dos junto a la argumentación. Esto significa que si somete al texto a sucesivas operaciones de resúmenes se puede obtener un  tema que Werlich formaliza cruzando sintaxis y semántica.

La investigación de tipologías permite al docente evaluar los alcances y seleccionar la que le considere pertinente en relación a los objetivos que se plantean.

 Para finalizar esta breve reseña puedo decir que la autora, Marina Cortes, nos demuestra en este capítulo que los diferentes tipos textuales nos permitirá como futuros docentes evaluar el momento adecuado en el que debamos seleccionar un modelo que favorezca la comprensión lectora del alumno.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 10

 

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:ES-AR; mso-fareast-language:ES;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:363945931; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:409357976 -1327436166 201981977 201981979 201981967 201981977 201981979 201981967 201981977 201981979;} @list l0:level1 {mso-level-text:"%1)"; mso-level-tab-stop:54.0pt; mso-level-number-position:left; margin-left:54.0pt; text-indent:-18.0pt;} @list l1 {mso-list-id:401561486; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:2010415934 355006814 201981967 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l1:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:; mso-level-tab-stop:18.0pt; mso-level-number-position:left; margin-left:18.0pt; text-indent:-18.0pt; font-family:Symbol;} @list l1:level2 {mso-level-tab-stop:-72.0pt; mso-level-number-position:left; margin-left:-72.0pt; text-indent:-18.0pt;} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} -->

ALUMNA: GAUTO, MIRIAN CRISTINA

CURSO: TERCERA INSTANCIA

PROFESORA: TARELLI, VICTORIA

ASIGNATURA: CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA

IFDC Escuela Normal Superior EE.UU. del Brasil.

Consigna del trabajo:

 

*         Con el material disponible para su consulta, después que ha sido leído en forma domiciliaria, elabore una reseña de su contenido considerando algunos puntos mas importantes del mismo:

1)       Los modos de enseñanza de los contenidos de lengua.

2)       Los aportes de Van Dijk (superestructura, macroestructura, macrorreglas).

3)       Los aportes de Beaugrande y Dressler (siete normas).

4)       Clasificación de los textos: clasificar, géneros discursivos y topologías textuales (Werlich: secuencia dominante).

 

Desarrollo del trabajo: Reseña

Cortes Marina. “Los textos. Marcos teóricos y practicas de enseñanza”. En: Alvarado, M. (coord.). Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. F.La.C.So.- Manantial. 2001.

 

Marina Cortes es docente investigadora de la carrera de Comunicación de la Facultad de Buenos Aires, realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado; escribió el libro ”Hacedores de textos”.

 

Marina Cortes sostiene que los estudios lingüísticos referentes al texto se centran en dos líneas. La primera es la gramática textual orientada hacia el sistema. Esta línea opera a partir de una noción abstracta del texto; reevidencia una fuerte preocupación por la relimitación de su objeto de estudio. La segunda línea es la lingüística textual, orientada hacia el uso e interesada por describir los textos reales por medio de los cuales se realizan ciertos intercambios comunicativos y explicar las funciones de los mismos. Busca que los resultados de las investigaciones no se contradigan con el sentido común del hablante.

Cortes hace referencia a los aportes de varios autores, tales como Van Dijk, que propone la descripción del texto distinguiendo tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático. Su modelo surge dentro de la lingüística textual. Otro aporte significativo de este autor son las macrorreglas, que son reglas generales, y mediante su aplicación se reduce la información de tres formas diferentes: por supresión, por generalización y por construcción.

Otros aportes propuestos por la autora son de Beaugrande y Dressler, los cuales sostienen un modelo muy útil, porque toman en cuenta los procesos y procedimientos reales que se ponen en juego en los textos y en la descodificación de los mismos. Para dichos autores un texto debe cumplir con siete normas: cohesión, coherencia, intencionalidad, aceptabilidad, informatividad, situacionalidad e intertextualidad.

Por ultimo, pero no menos importante, Marina Cortes toma los aportes de Werlich, quien propone una clasificación que se basa fundamentalmente en la estructura interna de los textos y deja de lado los aspectos relacionados a lo contextual. Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva. También instala la noción de “secuencia dominante”, sostiene que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos; y que siempre es posible encontrar un tipo dominante, quien representa el tema textual.

Desde mi punto de vista el texto es muy provechoso para la carrera elegida, porque brinda ciertas bases necesarias a la hora de redactar y/o producir textos; son muy interesantes los aportes de Beaugrande y Dressler puesto que las siete normas que debe cumplir un texto hace que uno/a se ponga a pensar y repensar a la hora de ver como escribir un texto siguiendo dichas normas.

También me fue de gran ayuda los aportes brindados por Werlich al proponer las cinco bases textuales para poder encontrar y utilizar la topología textual más acorde a cada necesidad.

Por todas las razones expuestas anteriormente, recomendaría el texto de Marina Cortes para que sea aprovechado por otras personas interesadas en el tema, puesto que es muy provechoso y brinda variados aportes.

 

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 9

I.F.D.C Esc. Normal Superior EE.UU.del Brasil. Ciencias del Lenguaje y se Enseñanza. Profesora: Victoria Tarelli. Alumna: Mirta Elena Benito. Instancia: 3ª. RESEÑA CRÍTICA. ALVARADO, M. Entre Líneas.Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura. Buenos Aires. FLACSO-Manantial, 2001.

 Marina Cortés: Docente investigadora de la Carrera de Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Realizó investigaciones sobre la lectura y la escritura en la universidad junto a Maite Alvarado. Escribió el libro “Hacedores de Textos”.

    A mediados de 1993, Marina Cortés realizó investigaciones acerca de las competencias de escritura y comprensión lectora de los estudiantes de la Carrera de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. La misma considera que los modos de enseñanza de los contenidos de lengua focalizan a la lectura y a la escritura como prácticas relacionadas a los textos. Dentro de los estudios lingüísticos sobre el texto, se distinguen dos líneas: una dirigida hacia el sistema lingüístico (la gramática del texto) y la otra, orientada al uso de la lengua (la lingüística textual) interesada por los intercambios comunicativos y las funciones de esos intercambios en distintas situaciones contextuales de interacción.

   La autora propone el modelo de Van Dijk que surge de la lingüística textual centrada en lo comunicacional desde la distinción de: las superestructuras (nivel sintáctico) en las que se analizan los tipos textuales en relación a la organización del contenido y la función comunicativa del texto; la macroestructura (nivel semántico) en la que se define como la construcción de las estructuras que conforman las informaciones del texto; las macrorreglas como el contenido textual que posee el lector en relación a los saberes del mundo, creencias, ideologías o intereses; y la función textual (nivel pragmático) que se refiere a la manera en que los usuarios de la lengua orientan sus actos de habla con el propósito de modificar la actitud del receptor.

   Cortés, también toma en cuenta los aportes de Beaugrande y Dressler quienes sostienen que un enunciado ha de cumplir con siete normas de textualidad para que pueda ser considerado como texto: la cohesión (establece el orden de los componentes textuales y su interrelación), la coherencia (es la interrelación adecuada de los componentes textuales entendibles para el receptor), la intencionalidad (es el propósito del emisor para producir un texto y obtener un objeto determinado en el receptor), la aceptabilidad (es la acción del receptor para tolerar o rechazar las imperfecciones del texto), la informatividad (es la información o “novedad” progresiva que el receptor obtiene del texto), la situacionalidad ( es la situación comunicativa o la representación mental que tiene el emisor para elaborar un discurso) y la intertextualidad (es la consulta permanente que hace el lector de otros textos para interpretar y comprender un texto.

   Asimismo, dicha investigadora se interesa por distinguir la clasificación de los géneros discursivos de los tipos textuales. Los primeros se definen desde una perspectiva centrada en las condiciones sociales de producción relacionadas con lo lingüístico mientras que los segundos, están más ligados al ámbito de lo lingüístico.

   En cuanto a la lingüística textual, ella apunta a la tipología de textos de Werlich quien plantea la “base textual” (secuencia dominante o tipo textual dominante) y la clasificación de diversos textos: la base descriptiva hace referencia a la forma de expresión del hablante en relación al espacio que percibe; la base narrativa es la elección del hablante para expresar el desarrollo temporal y causal de las acciones; la base expositiva está asociada a la explicación y conformación de conceptos; la base argumentativa da cuenta de la toma de posición, juicio o argumento de un hablante; y la base directiva indica las acciones para el futuro comportamiento del hablante.

   En suma, Marina Cortés nos da a conocer la importancia de la utilidad de los distintos aportes de la lingüística textual y de la clasificación de textos, para entenderlos así, como aspectos fundamentales a tener en cuenta al momento de seleccionar el material a enseñar y para proponer  situaciones de enseñanza y aprendizaje en la que los alumnos puedan desarrollar habilidades de producción y comprensión reflexiva a partir del texto en su sentido global.

Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza 8

 Instituto Superior de Formación Docente Continua «Estados Unidos del Brasil». Profesorado para Educación del Nivel EGB 1 y EGB 2.Alumna:   SPASIUK, Analia  Alejandra    Profesora: TARELLI, Victoria. Espacio: Ciencias del Lenguaje y su enseñanza   Tercera Instancia.Reseña: Crítica/ Informativa. Marina Cortés en: Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. Alvarado, M. coord. (2001): Entre líneas. Teorías y enfoque en la enseñanza de la escritura. Buenos Aires: FLACSO.

   Marina Cortés es profesora de letras de la UBA, docente de la cátedra de semiología del CBC y de Taller de escritura. Autora de libro de textos y perfeccionamiento docente. Escribe el capítulo “Los textos. Marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. En él, como señala Alvarado en la introducción del libro, la autora “se ocupa de un tema central como la noción de texto y los distintos modos de clasificar los textos que proponen las teorías lingüísticas, su pertinencia y su utilidad para la enseñanza de la lectura y la escritura. Se trata de un artículo que resume las cuestiones centrales que la lingüística del texto plantea desde la perspectiva de la enseñanza”.

    Sin lugar a dudas es un libro de lectura necesaria para poder pensar en nuestra práctica y en su relación con los contenidos disciplinares.

    Esta producción textual tiene como objetivo brindar una breve reseña del texto Entre líneas de la autora antes nombrada.

   El marco teórico de la gramática oracional fue considerado insuficiente y poco pertinente para desarrollar las competencias de lectura y producción de textos.

   Para lograr superar esto, el texto pasó a ocupar el centro de la asignatura.

    A mediados de los sesenta, la lingüística del texto en su primera fase centro la atención en los fenómenos que excedían el marco oracional, tales como la correlación de los tiempos verbales, la conexión, etc., con el propósito de articular la sintaxis y la semántica. Esta etapa se caracteriza por estar influida por el estructuralismo y el generativismo.  En la segunda fase, la Lingüística textual de orientación comunicativa, se critica el reduccionismo puesto en práctica por la gramática del texto, al considerarlo como una sucesión coherente de oraciones.

     El modelo de Van Dijk surge dentro de la línea de la lingüística textual centrada en lo comunicacional. Propone para la descripción del texto, tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático. Otras nociones divulgadas son: macroestructura semántica para reducir la información mediante macroreglas y la función textual siendo interpretada semántica y funcionalmente.

    Sus modelos son útiles como marco de las actividades tanto de producción como de recepción de un texto y su intención es introducir al lector no especialista en la ciencia del texto o discurso.

   Estos criterios de textualidad aportan una serie de conocimientos y reflexiones para romper con estereotipos que circulan en el campo de la enseñanza de la lengua.

    Los estudios lingüísticos clasifican la variedad de textos y lo denominan tipologías textuales influenciadas por intercambios de enunciados orales y escritos, a los que Bajtin denominó género discursivo centrado más en lo sociocultural que en lo lingüístico.

   También se diferencia “clase textual” como clasificaciones cotidianas modificables de acuerdo a las necesidades comunicativas del usuario y “tipo textual” como categoría ligada a una teoría para la clasificación científica de texto.

   Werlich adhiere a la línea orientada hacia el sistema y aspira a clasificar la diversidad textual a partir del criterio  de la base textual u oración temática. Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva que pueden combinarse en un texto, pero siempre hay una secuencia dominante formalizada .

    Los hablantes utilizan diferentes criterios para clasificar textos, no hay una plenamente satisfactoria. Lo importante es que los alumnos descubran que tienen saberes sobre clases textuales y que transformen ese conocimiento natural en un conocimiento reflexivo.

     Aún hoy los alumnos tienen dificultad para comprender y producir textos, porque los docentes tienen dificultades para estructurar los contenidos de la  asignatura y privilegian el análisis sintáctico. Si bien hubo divulgación de nuevos marcos teóricos, falta un acompañamiento para que lleguen a las prácticas de aula, para que la teoría y la práctica se sientan articuladas y que los verdaderos destinatarios (los niños) sean usuarios competentes de la lengua y desarrollen hábitos lectores, escritores y de afición a la lectura y la escritura.

 

 

 

 

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 7

 

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Wingdings; panose-1:5 0 0 0 0 0 0 0 0 0; mso-font-charset:2; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 268435456 0 0 -2147483648 0;} @font-face {font-family:"Script MT Bold"; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:script; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:3 0 0 0 1 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:14.0pt; font-family:"Script MT Bold"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-font-family:Arial; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} /* List Definitions */ @list l0 {mso-list-id:1627080166; mso-list-type:hybrid; mso-list-template-ids:-1834583794 -89618010 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957 201981953 201981955 201981957;} @list l0:level1 {mso-level-number-format:bullet; mso-level-text:•; mso-level-tab-stop:36.0pt; mso-level-number-position:left; text-indent:-18.0pt; font-family:"Times New Roman";} ol {margin-bottom:0cm;} ul {margin-bottom:0cm;} -->

Instituto de Formación Docente Contínua. Carrera: profesorado de EGB 1-2. Instancia:

Alumna: Alegre, Karen Valeria. Espacio: Ciencias del Leguaje y su Enseñanza. Profesor: Tarelli, Victoria.

Reseña crítica

En el libro “Entre líneas”. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, coordinado por la investigadora y docente de la Universidad de Buenos Aires, Maite Alvarado, se organiza el texto por artículos, tal es el caso de uno de ellos: ”Los textos. Marcos Teóricos y prácticas de enseñanza”, realizado por Marina Cortés (semióloga), docente investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Propone un análisis reflexivo, sobre el texto y su clasificación, partiendo de una investigación que nos permite comprender algunos inconvenientes en la comprensión y producción de textos que enfrentan los estudiantes al ingreso de estudios superiores.

En los estudios lingüísticos sobre el texto se distinguen dos líneas teóricas: una interesada en la gramática textual, y la otra, en el uso y las funciones de los intercambios de la comunicación, relacionados con la orientación comunicativa.

Con respecto a los modos de enseñanza de los contenidos de la lengua, recomienda poder  seleccionar y distinguir las diferentes líneas de estudios para poder adecuar los textos, contenidos y actividades a desarrollar en la práctica de enseñanza.

El modelo teórico de van Dijk que surge dentro de la línea de la lingüística textual, incorpora aportes de la semántica generativa, la ciencia cognitiva y la pragmática. En su propuesta, van Dijk distingue tres niveles en la descripción del texto: sintáctico (con la superestructura), semántico (análisis de relaciones de significado “conectores”), pragmático (función textual, actos de habla). Estos aportes permiten que el docente a través de un análisis crítico, proponga espacios de escritura donde los alumnos produzcan y comprendan el texto.

Los aportes de Beaugrande y Dressler se enfocan en las fases que tiene el proceso de producción de la escritura, entre ellas: la planificación, la ideación, el desarrollo y la expresión, así como también en que la lingüística deba cumplir con ciertas normas de textualidad como ser:

 

          Psicolingüístico (la intencionalidad y la aceptabilidad)

          Lingüístico (la cohesión y la coherencia)

          Sociolingüística (situacionalidad e intertextualidad)

          Computacional (la informatividad)

 

A partir de la clasificación de textos se intenta ordenar la variedad de los mismos, organizándolos por tipologías textuales, que se sustentan en diversos campos teóricos. Con la clasificación lingüística de las distintas tipologías de textos, se diferencian dos orientaciones, la primera respecto a la gramática del texto, y la otra, respecto al uso, o bien la lingüística textual.

En la clasificación de Werlich en cuanto a tipología, se basa en las estructuras internas de los textos y respecto de las bases textuales diferencia cinco, a saber: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directiva Estas bases permitieron organizar los contenidos curriculares de los manuales de la escolaridad básica.

En otros modelos de clasificación se utilizan como criterios: la función textual, la situación comunicativa y la estructura interna de los textos.

Todo este análisis permitiría al docente poder seleccionar los textos a partir de las tipologías, logrando así un material coherente que sea útil para la lectura, escritura e interpretación de textos por parte de los alumnos y docentes.

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 6

INSTITUTO SUPERIOR DE FORMACIÓN DOCENTE. ESCUELA NORMAL SUPERIOR “ESTADOS UNIDOS DEL BRASIL”. PROFESORADO EN EGB 1 Y 2. CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA. ALUMNA: AYALA, María del Carmen. PROFESORA: TARELLI, Victoria. INSTANCIA: Tercera

Reseña bibliográfica. “Entre líneas Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura”

La compiladora Maite Alvarado es una prestigiosa docente e investigadora de la universidad de Buenos Aires, especialista en didáctica de la escritura y autora de numerosos libros. Esta autora recoge los aportes de autores como: Marina Cortés, Teo van Dijk,  Beaugrande y Dressler y Werlich y  da a conocer nuevos marcos teóricos.

 Esta producción textual tiene como objetivo brindar una breve reseña del texto Entre líneas de la autora antes nombrada.

La lingüística del texto tiene su etapa inicial en la década del sesenta aproximadamente. Esta teoría influida por el estructuralismo se denomina gramática textual y se ocupa puramente de la coherencia interna de los textos. Tiempos después surge la intención de relacionar los aspectos lingüísticos con el comunicacional; y a su vez realiza una crítica a la gramática textual por considerarla centrada solo en la oración. Por lo tanto insuficiente por centrarse únicamente en la parte interna del texto y por considerarla aislada del contexto. Ignorando que están incluida en una situación comunicativa y que responde a un propósito.

Es así que desde una perspectiva pragmática, basada en la teoría de los actos de habla, se abordan aspectos afines al contexto situacional, se identifican las clases de textos con clases de funciones y se define a los mismos como dispositivo de la lengua.

En el año 1982 Teun van Dijk surge dentro de la lingüística textual focalizada en lo comunicacional en la que incorpora aportes del generativismo, que tuvo su etapa inicial en los años sesenta y su propuesta está vinculada con la comprensión lectora es la Macroestructura semántica, la que el autor define como tema o asunto del discurso. Durante el proceso de comprensión lectora se van creando estructuras globales que concentran la indagación de los párrafos o del texto completo. Efectuar los resúmenes implica seguir una serie de reglas generales que se llaman Macrorreglas; utilizarla implica reducir la información: por supresión  y generalización; éstas son dependientes de la información que está plasmada en el texto, por construcción está sujeta a las competencias que tenga del lector, su ideología, sus intereses, o las competencias culturales incorporados a partir de lectura de otros textos.

 Beaugrande y Dressler son otro de los autores que realizan aportes a la lingüística textual. Éstos sostienen que un texto debe cumplir siete normas, para ser considerado como tal; la cohesión, la coherencia, la intencionalidad, la aceptabilidad, la informatividad, la situacionalidad y la intertextualidad. Estos siete criterios de textualidad aportan una serie conocimientos y de reflexiones de gran importancia para cambiar los modelos que se pone en práctica en el campo de la enseñanza.

En cuanto a las clasificaciones de los textos, han surgido dentro de las investigaciones de la lingüística con el fin de ordenar los diversos textos, según determinados criterios.

Bajtin, propone una clasificación de las unidades escritas y orales, empleados en el intercambio social,  denominándolos géneros primarios (simples) y (complejos). Los géneros discursivos secundarios (complejos) absorben  y reelaboran diversos géneros primarios (simples) constituidos  en la discusión discursiva inmediata.

De la misma manera,  la autora distingue entre género y clase textual y sostiene que  en el ámbito de la literatura se sigue hablando de “género”; en cambio, para designar los textos no literarios, “clase” y “género” se utilizan, en general como sinónimos.

            A su vez, Werlich sitúa la noción de secuencia dominante... Dice que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos. Por ejemplo, puede combinar narración y descripción o descripción-narración-argumentación. En estos casos, siempre sería posible encontrar un tipo dominante, es decir, aquel que representa el tema textual. Esa secuencia dominante, que denomina “base textual”, puede estar representada en el título (siempre que el título manifieste el tema central del texto)

            Para concluir esta breve reseña, se puede decir que los distintos aportes realizados por los diversos autores nombrados,  han contribuido a nuevos marcos teóricos los cuales permitieron un  análisis  profundo acerca de los diferentes tipos de textos; otorgándole mayor importancia a los niveles, semántico, sintáctico y pragmático. 

 

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 5

IFD Escuela Normal Superior EE.UU del Brasil. Ciencias del lenguaje y su enseñanza.Profesora: Victoria Tarelli . Alumna: De Jesús Mónica. 3° instancia 2008. RESEÑA CRÍTICA SOBRE: Cortés, Marina: “Los textos, marcos teóricos y practicas de enseñanza”. En  Alvarado, M (coord.) entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Buenos Aires, Flacso-Manantial, 2001.

       En su investigación, realizada, a estudiantes de la universidad, sobre las competencias de escritura y de la comprensión lectora la ha llevado a detectar problemas diversos en cuanto a producción de párrafos breves  y dificultades para estructurar los textos y usar correctamente los signos de puntuación.

     Llegando a la conclusión de varias hipótesis en la que unas de las más discutidas fue: que el marco teórico de la gramática oracional era insuficiente para desarrollar las competencias de lecturas y producción de textos.

     A partir de esta hipótesis se realizaron cambios en la reforma educativa, cambios relacionados con la enseñanza de los contenidos a partir de los textos escritos o discursos “transposición didáctica”.

     Los trabajos del lingüista Van Dijk se convirtieron en el marco teórico más relevante a la hora de diseñar los nuevos contenidos curriculares. El modelo de Van Dijk, incorpora aportes de la semántica generativa, de la ciencia cognitiva y la pragmática. Propone en la descripción de textos tres niveles semánticos, sintácticos y pragmáticos.

     En el nivel semántico analiza las relaciones de significado que se establecen entre las secuencias de oraciones, esto no asegura la comprensión del texto sino, que depende de los conocimientos previos que el lector almacena.

     Otra noción relacionada con la comprensión lectora es la “macroestructura semántica” que es la reconstrucción teórica de nociones como “tema” o “asunto” del discurso.

     En nivel sintáctico analiza la organización de contenidos de los textos, a la cual se denomina superestructura, pueden presentar formas estandarizadas. Como los textos periodísticos, son textos que ayudan a la comprensión lectora. La que permite saber como esta organizado el contenido del texto.

     Durante la lectura se construye estructuras de comprensión de párrafos o textos completos. Esto se realiza mediante una serie de reglas denominadas macrorreglas, permite la supresión de información en tres formas: por supresión, por generalización y por construcción.

     Los dos primeros son más dependientes de la información que expresa el texto y la tercera a los saberes del mundo que posea el lector.

     La función textual proviene de la pragmática  se ocupa de investigar los actos del habla.

       El modelo procedural de Beaugrande y Dressler, es útil porque toman en cuenta los procesos y procedimientos reales que se ponen en juego en la textualización y en la descodificación de los textos. Su interés esta centrado en las operaciones mediante las cuales se manipula esas unidades y esos modelos durante la comunicación. Para estos autores una emisión lingüística debe reunir 7 normas para ser consideradas como un texto. Dentro de las normas dos son psicolinguísticas (intencionalidad y la aceptabilidad) dos de orden lingüístico (coherencia y cohesión) dos sociolingüísticas (situacionalidad e intertextualidad) y una de tipo computacional (la informatividad).

·        La primera norma es la cohesión, establece de que modo pueden relacionarse entre si los componentes de la superficie textual (lo que se lee o lo que se escucha).

·        La segunda, la coherencia, es le conjunto de redes semánticas que permiten que los conceptos se hagan entendibles para los usuarios de la lengua. La coherencia es una actividad que realiza el receptor para asignarle función y significado a lo que se lee o se escucha, en gran medida por sus saberes enciclopédicos.

·        La intencionalidad, esta centrada en el productor del texto. Un texto es el resultado de una elección intencionada por parte del emisor.

·        La aceptabilidad, hace referencia a la actitud del receptor, que tiene el derecho de tolerar o rechazar las imperfecciones del texto.

·        La informatividad, el texto debe aportar información nueva, novedosa algo que el lector no sabe. Si el texto aporta algo conocido el lector abandona la lectura.

                  Se quiebra el dinamismo comunicativo.                                                            

·        La situacionalidad, responde a la imagen o situación que tiene el emisor.

·        La última norma es la intertextualidad, las posibilidades de interpretación depende del conocimiento que tenga de otros textos.

 Clasificación de textos

     A partir de los cambios de los contenidos curriculares, la noción de topología textual atraviesa la organización de los contenidos y las posturas de actividades ordenan la variedad de los textos se denominan topologías textuales.

     Clasificar indica ordenar varios objetos, su finalidad es determinar un objeto y distinguirlo de los demás. Esta forma de clasificar se complejiza cuando los objetos que van a analizar son verbalizaciones orales o escritas que responden a múltiples propósitos.

      Como ya hemos visto, dentro del marco de la lingüística textual existen dos líneas de investigación: una orientada hacia el sistema (la gramática del texto) y otra orientada hacia el uso (linguistica textual de acción comunicativa).

     Werlich se inscribe en la primera línea, atiende fundamentalmente a las estructuras internas de los textos.

     Distingue cinco bases textuales, descriptivas, narrativas, expositivas, argumentativas y directivas. Considera que se relacionan con las actividades cognitivas humanas.

     Werlich establece la noción de secuencias dominante, un texto puede tener secuencias de diferentes tipos, pero el dominante es el que representa el tema textual (base textual). Es el que manifiesta el tema central del texto.

        A partir de lo trabajado es posible pensar que significa enseñar la lengua desde un enfoque comunicativo.

     Este material será de gran utilidad en el momento de construir una metodología de trabajo que proponga a los alumnos una practica lingüística en situaciones comunicativas concretas.    

 

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 4

INSTITUTO SUPERIOR DE FORMACIÓN DOCENTE. ESCUELA NORMAL SUPERIOR “ESTADOS UNIDOS DEL BRASIL”. PROFESORADO EN EGB 1 Y 2. CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU ENSEÑANZA. ALUMNA: AYALA, María del Carmen. PROFESORA: TARELLI, Victoria. INSTANCIA: Tercera

Reseña bibliográfica. “Entre líneas Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura”

La compiladora Maite Alvarado es una prestigiosa docente e investigadora de la universidad de Buenos Aires, especialista en didáctica de la escritura y autora de numerosos libros. Esta autora recoge los aportes de autores como: Marina Cortés, Teo van Dijk,  Beaugrande y Dressler y Werlich y  da a conocer nuevos marcos teóricos.

 Esta producción textual tiene como objetivo brindar una breve reseña del texto Entre líneas de la autora antes nombrada.

La lingüística del texto tiene su etapa inicial en la década del sesenta aproximadamente. Esta teoría influida por el estructuralismo se denomina gramática textual y se ocupa puramente de la coherencia interna de los textos. Tiempos después surge la intención de relacionar los aspectos lingüísticos con el comunicacional; y a su vez realiza una crítica a la gramática textual por considerarla centrada solo en la oración. Por lo tanto insuficiente por centrarse únicamente en la parte interna del texto y por considerarla aislada del contexto. Ignorando que están incluida en una situación comunicativa y que responde a un propósito.

Es así que desde una perspectiva pragmática, basada en la teoría de los actos de habla, se abordan aspectos afines al contexto situacional, se identifican las clases de textos con clases de funciones y se define a los mismos como dispositivo de la lengua.

En el año 1982 Teun van Dijk surge dentro de la lingüística textual focalizada en lo comunicacional en la que incorpora aportes del generativismo, que tuvo su etapa inicial en los años sesenta y su propuesta está vinculada con la comprensión lectora es la Macroestructura semántica, la que el autor define como tema o asunto del discurso. Durante el proceso de comprensión lectora se van creando estructuras globales que concentran la indagación de los párrafos o del texto completo. Efectuar los resúmenes implica seguir una serie de reglas generales que se llaman Macrorreglas; utilizarla implica reducir la información: por supresión  y generalización; éstas son dependientes de la información que está plasmada en el texto, por construcción está sujeta a las competencias que tenga del lector, su ideología, sus intereses, o las competencias culturales incorporados a partir de lectura de otros textos.

 Beaugrande y Dressler son otro de los autores que realizan aportes a la lingüística textual. Éstos sostienen que un texto debe cumplir siete normas, para ser considerado como tal; la cohesión, la coherencia, la intencionalidad, la aceptabilidad, la informatividad, la situacionalidad y la intertextualidad. Estos siete criterios de textualidad aportan una serie conocimientos y de reflexiones de gran importancia para cambiar los modelos que se pone en práctica en el campo de la enseñanza.

En cuanto a las clasificaciones de los textos, han surgido dentro de las investigaciones de la lingüística con el fin de ordenar los diversos textos, según determinados criterios.

Bajtin, propone una clasificación de las unidades escritas y orales, empleados en el intercambio social,  denominándolos géneros primarios (simples) y (complejos). Los géneros discursivos secundarios (complejos) absorben  y reelaboran diversos géneros primarios (simples) constituidos  en la discusión discursiva inmediata.

De la misma manera,  la autora distingue entre género y clase textual y sostiene que  en el ámbito de la literatura se sigue hablando de “género”; en cambio, para designar los textos no literarios, “clase” y “género” se utilizan, en general como sinónimos.

            A su vez, Werlich sitúa la noción de secuencia dominante... Dice que un texto puede contener secuencias de diferentes tipos. Por ejemplo, puede combinar narración y descripción o descripción-narración-argumentación. En estos casos, siempre sería posible encontrar un tipo dominante, es decir, aquel que representa el tema textual. Esa secuencia dominante, que denomina “base textual”, puede estar representada en el título (siempre que el título manifieste el tema central del texto)

            Para concluir esta breve reseña, se puede decir que los distintos aportes realizados por los diversos autores nombrados,  han contribuido a nuevos marcos teóricos los cuales permitieron un  análisis  profundo acerca de los diferentes tipos de textos; otorgándole mayor importancia a los niveles, semántico, sintáctico y pragmático. 

 

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 3

IFD Escuela Normal Superior EE.UU del Brasil.  Materia: Ciencias del lenguaje y su enseñanza. Tercera Instancia.Profesora: Victoria Tarelli. Tema: Reseña “Los textos. Marcos teóricos yprácticas de enseñanza”.Alumna: Carla Guanca.RESEÑA CRITICA DE Cortés, Marina: “Los textos, marcos teóricos y prácticas de enseñanza”.  En Alvarado, M (coord.) Entre líneas. Teorías y enfoques en la enseñanza de la escritura, la gramática y la literatura, Buenos Aires, Flacso. Manantial, 2001.

    Tomando como referencia, un informe de investigación sobre las competencias de escritura y de comprensión lectora, la autora  sostiene que existen diversos problemas en las producciones de los alumnos en cuanto a la producción de párrafos breves y dificultades para estructurar los textos y usar correctamente los signos de puntuación.

     Esto llevo a la conclusión de varias hipótesis en la que una de las más discutidas fue que el marco teórico de la gramática oracional era insuficiente para desarrollar las competencias de lectura y producción de textos.

     A partir de esta hipótesis hubo cambios en la reforma educativa, cambios que se relacionaron con la enseñanza de los contenidos a través de textos o discursos. Cambios que dejaron al texto como eje principal a la hora de enseñar la lengua.

     Dentro de los estudios lingüísticos sobre el texto, la autora distingue dos líneas:

v         La gramática textual” que articula la sintaxis y la semántica.

v           La lingüística textual de orientación comunicativa” en el que el modelo propuesto por el lingüista Teun Van Dijk se convirtió en el marco teórico más relevante a la hora de diseñar los nuevos contenidos curriculares. Propone para la descripción del texto tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático.

    Dentro del nivel sintáctico analiza la forma en que se organizan los contenidos, es lo que el llama superestructura refiriéndose a los diferentes tipos y niveles de estructura textuales, estructuras globales especiales que caracterizan al tipo de forma del texto.

     En el nivel semántico analiza las relaciones de significado que se establecen entre las secuencias de oraciones y elementos implícitos o explícitos, es decir, los conocimientos previos que el lector almacena en su memoria y que se activan durante la lectura.

    Otra noción que Van Dijk relaciona con la comprensión lectora es la macroestructura semántica que es la construcción teórica de nociones como temas o asuntos del discurso, resume las ideas principales de los párrafos o del texto completo. Este resumen se realiza siguiendo con una serie de reglas generales a los que denominan macrorreglas, que permiten reducir la información de tres formas diferentes: por supresión, generalización y construcción.

     Incorpora también, la noción de función textual (pragmática) refiriéndose a que un texto es coherente no solo porque es interpretable semánticamente sino también funcionalmente, ya que todo intercambio comunicativo esta guiado por algún propósito.

      Otro modelo que propone la autora es el modelo procedural de Beaugrande y Dreesler; que sirve como marco de las actividades tanto de producción como de recepción de un texto.Sostienen que la ciencia del texto debe conocer los procesos y procedimientos reales que se ponen en juego en la textualización y en la decodificación del texto.

   En relación con la escritura, consideran que el proceso de producción consta de varias fases: planificación, idealización, desarrollo y expresión.

      Consideran que, para que un texto se considerado como tal, debe cumplir con siete normas de textualidad:

   *Dos de tipo psicolingüísticos: -La intencionalidad, es decir, el efecto que quiere causar el autor del texto en el receptor.

                                                     -La aceptabilidad: se refiere a la aptitud que aporta el receptor con respecto al texto.

   *Dos de orden lingüísticos: -La cohesión, unión, relación, conexión entre las oraciones.

                                                -La coherencia: conexión entre las partes del texto de manera que forman un todo significativo.

   * Dos sociolingüísticos: -Situación: los textos se producen en situaciones comunicativas determinadas y responden a esa situación o a la imagen o representación que de esa situación tiene el emisor.

                                               -La intertextualidad: depende del conocimiento que se tenga de otros textos (géneros).

   *Una de tipo computacional: La informativilidad: aporta información progresiva y constante al lector.

      Otro punto que analiza la autora es la clasificación de textos. Clasificación que ha surgido en los estudios lingüísticos como un intento por ordenar la variedad de textos teniendo en cuenta ciertos criterios (tipologías textuales).Por ejemplo, el tipo de información o la organización de los textos; la función de lenguaje determinante.

       Nombra a autores como Bajtín quien considera que el uso de la lengua se realiza en situaciones comunicativas y se lleva a cabo en forma de enunciados orales y escritos. Propone una clasificación muy amplia: géneros secundarios: surgen en condiciones de comunicación cultural compleja. Ejemplo: novelas, investigaciones científicas, etc. Y géneros primarios: constituidos en la comunicación inmediata (un diálogo o una carta).

       Otros autores como Heinemann y Viehweger proporcionan una variedad de fundamentos para validar la diferenciación entre “clases textuales” y “tipo textual”.

      Werlich quien propone una clasificación que aprende fundamentalmente a las estructuras internas del texto, partir de un único criterio “la base textual”.

     Distingue cinco bases textuales: descriptiva, narrativa, expositiva, argumentativa y directa, que según su criterio se relaciona con las actividades cognitivas humanas.

      Werlich establece la noción de secuencia dominante, un texto puede tener secuencias de diferentes tipos (narración-descripción, descripción-narración-argumentación), pero el dominante es el que representa el tema textual (base textual). Es el que manifiesta el tema central del texto.

      Este capítulo de Cortés Marina es conveniente para estudiantes del profesorado del instituto de formación docente, y para todo aquel que necesite una orientación en cuanto a los marcos teóricos y prácticas de enseñanza a partir de textos.

      Nos ayuda a reflexionar sobre este nuevo enfoque comunicativo que se le da a los textos en la enseñanza de la lengua, y ponerlo en práctica en el momento de planificar la organización de los contenidos y las propuestas de actividades. Brindándonos conceptos básicos y fundamentales a cerca de los textos; conceptos que surgen de las teorías lingüísticas. Y que es importante tenerlos en cuenta si se pretende formar lectores críticos.

               

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 2

Instituto Superior de Formación Docente Continua << Estados Unidos del Brasil >>Profesorado para Educación del Nivel  EGB 1 y EGB 2.  ÁREA. CIENCIAS DEL LENGUAJE Y SU DIDÁCTICA. Tercera Instancia. Profesora Tarelli, Victoria. ALUMNA: BARBOZA, Ana María.Posadas Misiones -  09 de Octubre de 2008.Reseña del texto “Los textos, marcos teóricos y prácticas de enseñanza”. De Marina Cortés.

 Marina Cortés es semióloga, docente, investigadora de la carrera de comunicación d la Facultad de Ciencias Sociales de la U.B.A., realizó  investigaciones sobre la lectura y la escritura en la Universidad junto a Maité Alvarado, escribió “Hacedores de textos”.

 De acuerdo al material que propone la autora Marina Cortés, me parece interesante rescatar parte de la introducción en la cual luego del trabajo realizado a través de una investigación sobre las competencias de la escritura y la comprensión lectora se llega a la conclusión de que los alumnos se encontraban con diversos prblemas a la hora de producir textos  que no fueran solamente oraciones cortadas, se pudo observar también trabajos sin título.

A partir de estos problemas, la responsabilidad recayó entonces en la formación de la escuela primaria como también la secundaria.

Pero también toda esta crisis tuvo que ver con la reforma educativa, cuando los docentes de lengua tuvieron que enfrentar el desafío de enseñar. Frente al cual ofrecieron cursos de capacitación para intentar justificar un modelo de enseñanza que traería como resultado terribles consecuencias. Podríamos decir que se notó fuertemente la tensión entre teoría y práctica.

Los modos de la enseñanza de los contenidos podría dividirlos en dos etapas: la primera denominada gramática textual que se caracteriza por estar muy influida por el estructuralismo y el generativismo, es decir, por estar sustancialmente orientada hacia el sistema. Es decir que atiende únicamente a los rasgos internos semánticos y sintácticos del texto sin tener en cuenta aspectos contextuales.

En la segunda: la lingüística textual de orientación comunicativa. Se tomó como punto de partida el trabajo de jakobson sobre las funciones comunicativas del lenguaje se estima insuficiente atender únicamente los rasgos internos de los textos, argumentando que no se trata de objetos, aislados del contexto; es decir que siempre están incluidas en una determinada situación comunicativa.

A través de los tiempos aparecieron varios libros sobre lingüística hasta que Van Dijk aporta varios libros como “Las estructuras y funciones del discurso” (1980), “La ciencia del texto”  (1983), “Texto y contexto” (1988).

El modelo de Van Dijk surge dentro de la lingüística textual y propone para la descripción del texto la distinción de tres niveles: sintáctico, semántico y pragmático”.

 Beaungrande y Dresler aportaron conocimientos realmente útiles como marco de actividades ya que se toma en cuenta procesos y procedimientos en varias normas (siete), dos de estas normas son de tipo psicolingüístico (situacionalidad), una de tipo computacional (la informatividad).

 Reflexión personal:

El principal propósito es que los niños lean, escriban, tomen la palabra y sean oyentes atentos en sus diversas interacciones sociales y en los diferentes ámbitos en los cuales las practican, y no solamente en la escuela.

La meta que deberán proponerse los docentes que tengan a cargo esta materia será la de formar alumnos lectores y escritores, pero que, además sean estudiantes competentes. También deberán darles las herramientas necesarias para que se conviertan en ciudadanos críticos y participativos.

A medida que los niños van creciendo y transitando su educación primaria, es necesario prepararlos, y sobre todo, enseñarles a enfrentarse a situaciones de estudio, ya sea dar un examen oral, desarrollar una evaluación escrita y exponer sobre alguna noticia de actualidad. 

 

 

Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza 1

IFD. Esc. Normal Superior EEUU de Brasil. Ciencias del Lenguaje y su Enseñanza.Prof. Victoria Tarelli. Alumna: Aurora Delia Basualdo

 Los textos: marcos teóricos y prácticas de enseñanza. Marina Cortés. En Maite Alvarado – coordinadora- (2001)- Entre líneas- Teorías y enfoques de la enseñanza de la lectura- (Bs. As). FLACSO (2004). Argentina

 Reseña crítica

La autora Marina Cortés expone en este texto, de fácil lectura e interpretación, rico en información, sobre los modos de enseñanza de la lengua y las teorías/líneas de pensamiento que sustentan o sustentaron los modelos. Además, aporta algunas estrategias didácticas para lograr el desarrollo de ciertas habilidades/capacidades en los alumnos.

Afirma que, los modos de la enseñanza de la lengua carente de estrategias que, ayuden a los niños para adquirir determinadas competencias en el empleo de la lectoescritura; más el avance cultural- audiovisual, los cambios en el sistema de creencias respecto del valor de la educación y las condiciones de trabajo, cada vez más desfavorables para los docentes, junto con la pérdida del reconocimiento social de sus tareas, influyeron en el aprendizaje de los alumnos para adquirir las competencias básicas del lenguaje durante varias décadas. Ésta problemática educativa salió a luz con la Reforma Educativa de 1984, con el nacimiento de la Ley Federal de Educación, que puso énfasis en la gramática textual poniendo al texto como principal actor del escenario lingüístico. Las editoriales se vieron obligadas a renovar sus textos con la aparición del nuevo paradigma textual.

Ese paradigma textual vino acompañado de relevantes autores lingüísticos, como Teun Van Dijk de la corriente lingüística norteamericana, quien ha marcado una huella profunda en la  enseñanza de la lengua hasta el día de hoy, con su famoso modelo surgido de la lingüística textual presentado a través de niveles: semántico, sintáctico, macrosemántico y macrorreglas. Otro referente importantísimo en la mencionada reforma,  a la cual hace referencia la autora es, el lingüista soviético M. Bajtin, con su renombrado y significativo género discursivo, dividiéndolo en géneros primarios simples y secundarios complejos, ambos se hallan presentes en el momento de entablar una comunicación de una u otra manera. También participaron de esta reforma autores de menos relevancia en busca de una clasificación textual que lleve a una tipología textual. Sin embargo, cabe destacar que años más tarde con estos aportes y sus propias investigaciones las autoras Kausman y Rodríguez llegaron a una tipología textual que es la que se utiliza en la enseñanza hasta el día de hoy.



Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris